Los 5 tips para ser más eficiente en el trabajo desde casa

El trabajo desde casa tiene varias ventajas, pero también sus desventajas. Para ganar en eficiencia trabajando desde casa es necesario aplicar una serie de normas que nos ayuden a crear una disciplina, rutina y respeto por nuestras horas de trabajo.

trabajar en casa

El trabajo desde casa tiene ciertas ventajas como no tener que pasar horas en el transporte público, ni tener que recorrer largas distancias para llegar a la oficina o no llegar nunca tarde al puesto de trabajo. No obstante, también tiene sus desventajas. La concentración es mucho más difícil en nuestra casa, donde las distracciones y quehaceres del hogar pueden hacernos olvidar que nos encontramos en nuestra hora de trabajo.

Un trabajador sin disciplina no podrá cumplir con sus tareas en el tiempo y la forma requerida; para rendir desde casa es necesario establecer algunas reglas. Cada persona es diferente y quizás todas estas normas no funcionarán contigo, pero es importante entender que trabajar desde casa exige un esfuerzo todavía mayor para concentrarse delante del ordenador y no en lo que nos rodea, una tarea algo más difícil que en la oficina.

1. Vístete como si fueras a salir

La rutina de elegir la ropa que ponernos incluye en nuestros niveles de concentración, ayudando a despertarnos y nos hace sentirnos a nosotros mismos de otra manera. Poder trabajar en pijama es el sueño de muchos empleados pero, aunque no lo creas, puede hacerte sentir casado y con ganas de dormir o echarte un rato frente al televisor. Si apuestas por una vestimenta de calle, sin tener que recurrir al traje y la corbata, lograrás cambiar el chip con más facilidad.

2. Márcate tu jornada laboral

Los horarios son uno de los puntos cruciales para ser un teletrabajador eficiente. Muchas veces podemos tener la tentación de dejar algunas tareas para el fin de semana y así ganar más tiempo libre de lunes a viernes. Sin embargo, debes preguntarte: ¿lo harías si trabajaras en una oficina? Igualmente, tampoco te plantees alargar tu jornada laboral más allá de las ocho o nueve horas diarias. Limítate a trabajar en el horario de oficina y a organizar las actividades de la mejor forma posible para poder terminar dentro de tu jornada.

3. Programa pausas

Los trabajadores de oficina no pasan sus ocho horas de jornada laboral sentados frente al ordenador, las pausas para el café también existen. La ventaja de poder trabajar desde casa implica que puedes levantarte de delante de la pantalla, hacer un café, consultar los correos personales o salir a la calle a estirar las piernas. Con todo, en la moderación está el punto justo. No puedes pasarte todo el día fuera de casa o descansando y dejar el trabajo a un lado. Planea alguna pausa a lo largo de tu jornada para descansar sin pasarte de tiempo.

4. Crea tu propio despacho

Las distracciones en casa son más abundantes que en la oficina, pues allí tu mascota o tus hijos no están acompañándote en tu jornada laboral. Si trabajas desde casa, lo ideal sería que consiguieras crear un espacio libre de todo tipo de distracciones para poder hacer tus tareas de una manera más eficiente. Además de disponer de una zona donde concentrar todo lo que necesitas para tu jornada de trabajo (ordenador, libros u otro material), podrás reforzar la idea de que estás “en la oficina” y no en casa.

5. Si no puedes evitar distracciones, bloquéalas

En tu zona de oficina, abstente de tener televisores o móviles (salvo si no lo necesitas para trabajar); aunque sí puedes emplearlos para distraerte un poco en tus pausas de trabajo. Si no tienes un despacho o la tentación es demasiado grande para ti, existen un buen número de aplicaciones para desconectar temporalmente tus aparatos electrónicos y ayudarte a concentrarte.

Imagen: trabajar vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...