El perfil del emprendedor español: hombre y universitario

El perfil del emprendedor español de 2016 continúa siendo el de un hombre con un alto nivel formativo, según un estudio de la página ‘Spain Startup’. Sin embargo, son las emprendedoras las que logran mayor éxito en las nuevas empresas.

Man showing tablet computer and  smiling isolated on white background.

El emprendimiento es una de las vías de empleo que más consideración está ganando entre los estudiantes universitarios, así como en profesionales con cierta trayectoria profesional a sus espaldas, que quieren acceder al mercado laboral marcando sus propias reglas. Hace unos años, crear un propio negocio no era una opción demasiado atractiva, pero actualmente el espíritu emprendedor está presente entre los jóvenes y trabajadores españoles.

Al principio de esta oleada de creación de negocios, el perfil del emprendedor español era un hombre joven con un alto nivel de formación y que los jóvenes preferían decantarse por sectores como la restauración para poner en marcha su empresa. Pero, ¿cómo es el emprendedor a día de hoy? La web ‘Spain Startup’ puso en marcha un estudio que dio como resultado el ‘Mapa del Emprendimiento 2016’, en el que se muestran los últimos datos sobre los emprendedores españoles y sus características.

Menos mujeres, pero más exitosas

El perfil del emprendedor del 2016 es un hombre con un nivel educativo superior. Segú los datos del ‘Mapa del Emprendimiento de 2016’ apunta que un 83% de los nuevos negocios fueron creados por un hombre y un 17% respondieron a una idea de una mujer. Asimismo, el 97% de los emprendedores tenían estudios universitarios y, más concretamente, prácticamente la mitad de ellos (45%) había cursado una titulación de ingeniería.

Si bien son los hombres quienes emprenden más, son las mujeres las que tienen mayor éxito en sus proyectos empresariales. Los datos del estudio señalan que los negocios emprendidos por mujeres fallan menos que las creadas por profesionales del género masculino. En concreto, sólo el 48% de los negocios liderados por mujeres cerraron, mientras que el 66% de las empresas creadas por hombres no superaron este año.

Los responsables del estudio también han preguntado por las motivaciones para transformar una idea en una empresa. Tres de cada cuatro emprendedores de 2016 (62%) deseaba poner en marcha su propio negocio, un 19% de quienes se lanzaron al emprendimiento deseaba unirse a un proyecto de estas características y un 19% quería cambiar su vida profesional, eligiendo el auto-empleo como vía.

No obstante, para dar el paso de la idea a la realidad es necesario contar con una financiación para poner en marcha el negocio. Sobre este punto, los participantes en el estudio explicaron que los recursos propios fueron los empleados para poder crear su empresa, siendo los ahorros propios la vía de financiación del 54% de emprendedores de 2016. En menor medida, un 27% recurrió al apoyo financiero de amigos y familia, y un escueto 14% contó con fondos privados para crear su negocio.

Imagen: © HASLOO

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...