El cigarrillo electrónico ha creado 3.000 empleos

El boom del cigarrillo electrónico ha supuesto la creación de 3.000 empleos directos, aunque no es fácil saber si la burbuja estallará o su consumo seguirá aumentado.

La crisis ha llevado a muchas familias a recortar gastos, y el tabaco ha sido uno de los primeros en sufrir el tijeretazo. Una de las primeras consecuencias fue el auge del tabaco de liar, más barato que el convencional; pero en los últimos meses le ha salido un nuevo competidor: el cigarrillo electrónico. Cada vez es más habitual encontrarnos con personal inhalando estos aparatos que también se han convertido en una importante fuente de empleo para muchas personas que han decidido abrir su propia franquicia.

Los datos invitan a abrir una de estas franquicias: España es uno de los países europeos con un mayor porcentaje de fumadores de cigarrillos electrónicos, con entre 600.000 y 800.000 fumadores según los datos de la Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico. Solo el año pasado, el sector facturó 24’6 millones de euros, y ha servido para crear unos 3.000 empleos directos en toda España. Otra cosa es la controversia que genera sobre si su consumo es o no perjudicial para la salud.

Aunque ha saltado a la actualidad recientemente, el cigarrillo electrónico llega más de 10 años en el mercado, aunque la industria aún no había encontrado un hueco en el mercado que ahora parece haber logrado. Eso si, la desinformación sobre este producto y algunos mensajes alarmistas que han aparecido en los medios han creado un debate entre sus defensores y sus detractores que ha crecido debido a la poca información sobre sus efectos y al vacío legal que llevó al Gobierno a legislar sobre su uso.

Si bien se han presentado como una alternativa al tabaco convencional y una ayuda para dejar de fumar, la realidad es que los cigarrillos electrónicos también contienen nicotina. Aunque se trata de una dosis inferior a la del convencional -un 54%, según un estudio de la Universidad de Londres-Este- la simple presencia de esta substancia en los recargadores hace que puedan crear adicción, lo que ha supuesto la prohibición de su uso en colegios, hospitales o medio de transporte, aunque no en bares.

Abrir una tienda de cigarrillos electrónicos es fácil. En internet encontramos sin dificultades una gran cantidad de páginas web o de distribuidores que se encargan de proporcionarnos todo lo necesario para abrir nuestra propia franquicia. La única inversión es conseguir el local y los productos, algo que en determinados sitios puede salirnos por menos de 5.000 euros. Otra cosa es predecir si el negocio será rentable a medio y largo plazo o si la burbuja del cigarrillo electrónico estallará como lo hicieron tantas otras.

Vía: sucurriculum

Foto: Joseph Morris

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...