Crear una empresa con amigos

De muchas reuniones entre amigos han surgido grandes proyectos empresariales. Ideas de negocios, emprendimientos creativos, empresas innovadoras y demás proyectos han nacido durante las charlas con amigos. Pero hay que ir con cuidado con este tipo de emprendimientos, ya que cuando se combina amistad y negocios hay ciertas particularidades a tener en cuenta. Aquí os acercamos algunas pautas a considerar cuando se realiza una empresa con amigos.

Más que una amistad. Crear una empresa con amigos

De muchas reuniones entre amigos han surgido grandes proyectos empresariales. Ideas de negocios, emprendimientos creativos, empresas innovadoras y demás proyectos han nacido durante las charlas con amigos. Un claro ejemplo de esto lo podemos observar en la cinta La red social, en la cual Facebook revolucionó las redes sociales, convirtiéndose en una exitosa empresa.

Y si bien no nos adentraremos en los pormenores de esta película, podemos afirmar que esta nos muestra situaciones a las que se debe tener mucho cuidado cuando se comienza a crear una empresa con amigos. De esta forma, quienes se introducen en un emprendimiento con amigos deben saber que existen ventajas y desventajas.

Para comenzar hay que distinguir que las empresas con amigos tienen particularidades que las diferencian del resto de las empresas. Por ejemplo, este tipo de empresa es diferente a las empresas de socios porque existe un vínculo de confianza y afecto preexistente, y es diferente a las empresas familiares porque las personas no tienen parentesco entre ellas, aunque esto puede llegar a darse.


Entre las ventajas de crear una empresa con amigos está el conocer a las personas. Ya se sabe cómo es cada una y, consecuentemente, se sabe con quienes se estará trabajando. Además, los negocios pueden ser encarados de otra manera, con mayor entusiasmo y dedicación, ya que éstos no se limitarán a ser tratados en la empresa y pueden seguir elaborándose más allá de los escritorios de la oficina.

No obstante, hay que ir con mucho cuidado con los emprendimientos con amigos. Se deben tener en cuenta varios aspectos al momento de lanzarse en esta iniciativa, ya que de lo contrario se puede “morir en el intento”. Algunas de las pautas a considerar son:

  • Saber que la amistad se va a poner a prueba varias veces durante el ciclo de vida de la empresa.
  • Ser consciente de que existe un valor compartido por todos y que éste debe prevalecer sobre la empresa. De lo contrario, ya no sería una empresa de amigos sino una empresa de socios.
  • Establecer muy claramente los roles y responsabilidades de cada uno de los amigos en la empresa. Sería muy oportuno que a cada uno le toque realizar las tareas que más le guste.
  • Si hay tareas que a ninguno le guste hacer, éstas se deberán dividir entre todos para que no existan los roces de “porque a mí me toca hacer lo más feo y él hace las mejores cosas”.
  • Fijar los sueldos de cada uno y luego los porcentajes que tendrán de premios o mayores ganancias.
  • Establecer reglas claras y con nuevos negocios que puedan surgir se debe volver a establecer roles, actividades y sueldos.
  • Cuando se intercambian ideas hay que saber si se hacen como amigos, socios o empleados.
  • Alimentar el entusiasmo con el que inició la idea de crear una empresa con amigos, para así mantenerla en buen estado.
  • Es aconsejable mantener al margen a las parejas de los amigos y al resto de los familiares.

Estas pautas son muy importantes cuando se inicia este tipo de emprendimiento. Si no están las cosas claras en el proceder, la empresa no funcionará y la amistad se opacará.

Fuente: Emprendedoresnews

Foto: Amigos y trabajo por wrong_wai en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...