Cómo destacarte siendo freelance

Trabajar como freelance no es tarea sencilla, sin embargo, los especialistas aseguran que si consigues mantenerte durante dos años puedes hacerlo el resto de tu vida. Descubre la fórmula para destacarte como trabajador independiente.

Freelance: Ser jefe de uno mismo puede ser lo mejor que te pase.

Si has escogido (o no te ha quedado otra que) trabajar por tu cuenta como freelance y has evaluado las dificultades de trabajar bajo esta modalidad, entiendes que necesitas diferenciarte y ser reconocido para volverte exitoso en el campo en que te ocupas.

Así como en cualquier trabajo asalariado podrían reconocerte por ser “el más productivo”, “el más veloz”, “el más cordial” o “el más geek”, tu sello distintivo, ahora, también (y más que nunca) es necesario.

Porque salir al mercado laboral como autónomo e intentar destacarse en un terreno profesional agresivo, siendo freelance, sin la estructura de una mega compañía que te avale y con tu portfolio personal como única oferta puede volverse complicado.

Ya sea que el trabajo freelance sea tu único empleo o que lo hagas luego de las horas de oficina como un segundo ingreso, necesitas crear tu marca personal para ofrecerte como independiente. Para ello deberás conocer a tus potenciales clientes y saber qué quieren para ayudarte a que encuentres la manera de que se interesen en tí.


Lo primero que tienes que analizar es cuál es la habilidad o capacidad con que se te asocia más rápidamente: rapidez, eficiencia, confiabilidad, etc. y utilizar esa condición como sinónimo de tí a la hora de “venderte”.

Tu sello personal necesitará, además de un buen sinónimo, de la consistencia, pues debes ser igual con todos tus jefes y cumplir en iguales términos y condiciones para que tu imagen no sea irregular. Mientras más consistente logres ser, más te reconocerán por tu trabajo. Es una de las reglas de oro del Personal Branding.

Para crear tu marca personal, sigue los siguientes pasos:

  • Identificar tu objetivo como freelance, tus alcances y con qué destrezas cuentas para cumplir esas metas.

Esto no sólo te servirá para armar tu plan de carrera sino para cotizarte en el modelo autónomo.

Las preguntas en esta instancia son: ¿en qué eres bueno?, ¿en qué te diferencias del resto de los profesionales?

  • Identificar a tu cliente.

Ya tienes tu imagen, ahora necesitas visualizar al cliente que te contratará: ubica en qué nicho te quieres emplear e identifica las necesidades de ese mercado así como los targets a que puedes aspirar.

  • Extiende tu marca.

Ya tienes el producto y el cliente, ahora necesitas dar a conocer tu marca y los valores de tu empresa o producto. Puedes valerte de la tecnología y las redes sociales para esta misión.

Fotografía: akumar en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...