Asistentes virtuales: delega tareas

Todo trabajo tiene aspectos importantes y otros necesarios pero no complejos que demandan mucho tiempo, si vas liado en tu emprendimiento, negocio o trabajo freelance, contratar una Asisten Virtual puede ser tu solución.

Los asistente virtuales pueden ayudar en la organización

Emprendedor, ejecutivo, líder de ventas o freelancer es probable que tu empleo demande mucho más de lo que las horas del día te permiten y acabes bien liado, con poca vida personal y algunos enredos que el apuro y la exigencia causan muy a menudo.

Más de una vez habrás oído que «es necesario delegar» algunas tareas a un asistente virtual pero la falta de confianza o el pensamiento de que nadie más lo hará como tú, hace que cierres la puerta de esa posibilidad sin siquiera evaluarla.

Delegar no es fácil pero más difícil aún es saber qué delegar, pues no puedes darle a un dependiente las claves de tu trabajo o las cuestiones importantes o tu agenda profesional; pero sin dudas, repartir algunas tareas y ocuparte de las principales te permitirá ser eficiente y enfocarte en tu crecimiento profesional.


En cuanto a las tareas que no debes delegar se encuentran las que conforman el corazón de tu actividad, lo que requiere de habilidades que te ha llevado tiempo aprender y para las que estás capacitado y te demandaría demasiado tiempo para capacitar a otra persona.

El resto de las tareas son todas delegables y si piensas que no hay personas capaces de realizar las tareas que te dan trabajo pero que no requieren grandes dotes o artes, deberías tener en cuenta un Asistente Virtual para que haga las tareas que sí pueden ser delegadas:

  • Responder a los correos electrónicos que llegan desde tus sitios
  • Administrar tus blogs
  • Preparar material para compartir en las redes sociales
  • Tareas administrativas varias
  • Mantenimiento de sitio web, diseño gráfico que no son tu especialidad pero has aprendido a hacer por tí mismo.

Si, además, trabajas desde casa la lista se hace interminable y, siendo bastante optimista, es probable que la mitad de tu tiempo diario se vaya en cuestiones que no forman el meollo de tu trabajo y que hacen que tus días laborales sean mucho más largos de lo que podrían ser, incluso puede ser el culpable de que los fines de semana también debas ocuparte de algunos asuntos.

El problema de hacerlo todo y no delegar es que te alejas de tu objetivo y terminas con un cansancio muy superior que t ealeja de tus metas, limitando tu crecimiento y, por tanto, tu negocio y tus ingresos.

Aprende a delegar y contrata un servicio serio de VA (Virtual Assistance) para tomar el control de tu negocio y organizar tu trabajo.

Fotografía: Royalty-Free/Corbis en Secretaria Freelance

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...