A números rojos, economía verde

Los emprendimientos verdes en España son pocos pero auspiciosos y cada vez son mejor vistos como el motor capaz de reactivar la economía y generar empleo.

Desde hace ya algunos años, la economía verde se presentó como una alternativa a la economía tradicional más por revisar los procersos de producción y explotación del suelo de manera de volverlos más eco concientes que por necesidad de reconversión o adaptación a tiempos difíciles.

Sin embargo, la realidad económica actual y el contexto macro en que estamos inmersos ha llevado a muchos a pensar en el empleo verde ya no como una alternativa sino como toda una posibilidad con fuerte potencial que debería potenciarse.

De hecho, para el mercado laboral deprimido que es característica de los tiempos que corren en el país, el empleo verde significa la posibilidad de crear 2 millones de puestos de trabajo en los próximos 10 años y, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para que estos sea posible es necesario adoptar las políticas adecuadas.

Según el informe de la OIT, España tiene un enorme potencial de creación de empleo en la “economía ecológica”, que podría generar dos millones de puestos de trabajo en la próxima década en actividades vinculadas al sector verde, el medio ambiente y la ecología.

Pero que la economía verde está en un momento emergente no es una novedad y que hay que potenciarla tampoco se presenta como un enigma; de hecho, las actividades vinculadas al Medio Ambiente ya suponen el 2,2% de los puestos de trabajo en España, con un impacto del 2,4% en el PIB, según el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos.

El funcionario está convencido de que en España se dan las condiciones para que el llamado “emprendimiento verde” sea una oportunidad en la generación de riqueza y de nuevos puestos de trabajo, de manera que sólo resta ponerlo en agenda del Ejecutivo para que se tomen la medidas necesarias para permitir el desarrollo de estas actividades.

Para Theo Hernando, ingeniero agrícola y responsable de la firma canaria “Agua de Niebla”, las perspectivas de este negocio pionero que recoge agua de niebla para consumo humano, con unos captadores de patente propia son “muy buenas”.

El emprendimiento devenido en empresa cuenta con unas instalaciones capaces de obtener hasta 500 litros al día de agua de alta calidad, ocupan solo 1,6 metros cuadrados, no consumen energía ni generan residuos. Por su labor y calidad del producto ha sido distinguido este año con uno de los premios “Emprendeverde” de la Fundación Biodiversidad.

Idéntico galardón ha sido dado al arquitecto especializado en temas de sostenibilidad, Andy Backer, responsable de la empresa radicada en Barakalado (Vizcaya) “Sustainable reference”, por su especie de wikipedia para difundir el conocimiento sostenible (Sustrpro.com), y por una plataforma digital para reconocer y fomentar la sostenibilidad entre productos, ciudadanos, empresas y ciudades (Sure).

Fotografía:  shino 誌野 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...