5 Errores comunes al iniciar un negocio propio

El sueño de la empresa propia y el deseo de progresar puede hacer que ignoremos algunos riesgos a cometer errores y tener expectativas demasiado altas que sólo llevarán a una frustración o fracaso. Conoce los 5 errores más frecuentes a la hora de iniciar un emprendimiento.

El sueño de la empresa propia no siempre es tan rosa como lo soñamos

Pensar en iniciar un negocio propio puede ser una idea muy atractiva en especial para quienes quieren ser sus propios jefes y hacer las cosas a su manera; razón por la cual no dudan a la hora de hacer inversiones enormes de tiempo y dinero y asumir los riesgos que significa.

Sin embargo, los riesgos que implican iniciar un negocio propio se pueden minimizar si acaso tenemos en cuenta los 5 errores más frecuentes a la hora de abordar la empresa propia con cierto realismo para evitar confusiones o falsas expectativas que no se cumplirán.

  • Si tengo mi propio negocio no voy a tener que trabajar tanto.

Eso es completamente falso, especialmente al principio cuando sólo tienes una idea y debes esforzarte en convertirla en beneficios. De hecho, la realidad es que tendrás que trabajar más horas, tendrás más tareas, y con toda probabilidad más dolores de cabeza que cuando trabajas para otra persona o empresa.


Más aún, si necesitas contratar empleados, también tendrás que enseñarles, controlarlos y llevar la nómina, contratación y gestión del personal, entre muchas otras tareas.

  • Voy a ser capaz de establecer mi propio horario de trabajo.

Hasta determinado punto eso es cierto, pero las prioridades de una empresa se encuentran con los clientes y es entonces cuando tú y tu negocio, tendrán que estar ahí para ellos. Además, como jefe de un negocio, tendrás que estar allí para tus empleados y ayudar en todo momento en todo lo necesario para mantener su negocio funcionando bien.

  • Será fácil para atraer a los inversores y los clientes a mi negocio.

Por desgracia, hay mucha competencia por ahí por lo que se vuelve difícil atraer inversores. Entonces, tienes que vender a estos dos grupos: clientes e inversores y, a menudo, no hay tal cosa como una venta fácil.

Prepárate para un lento crecimiento de los ingresos, incluso bajas temporales y es mejor estar preparado para un montón de “no” que para imposibles “si”.

Para hacer tu empresa más atractiva para los inversores y clientes necesitarás un brillante y bien pensado plan para presentar a los inversores potenciales y, claro, tener un producto tan reflexivo y de alta calidad disponibles para los clientes y clientes potenciales.

  • Los libros van a ser fácil.

Los impuestos, nóminas y la administración del dinero puede ser difícil. Hay un montón de números para no perder de vista y (con suerte) un montón de dinero para tener en cuenta. Puedes hacer que sea más fácil para tí, si tienes los recursos, consiguiendo un contador y el personal de Recursos Humanos.

  • Los dueños de negocios son ricos y algún día yo también lo seré.

Es un pensamiento agradable, pero la realidad es que muchos dueños de negocios tan sólo sobreviven con la esperanza de mantener sus negocios y finanzas personales fuera del rojo.

Muchos sacrificios serán necesario hasta que el negocio sea rentable, y por desgracia, muchas empresas no lo hacen.

Así, iniciar un negocio propio puede ser muy gratificante y emocionante, pero se requiere mucho trabajo duro y no siempre conducen a recompensas iguales.

Fotografía: pbirne en Flicrk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...