Trabajar desde casa con la mayor productividad

Algunas personas les preocupa que su productividad disminuya trabajando desde casa. Lo cierto es que con planificación se puede sacar adelante. Más información aquí.

Trabajar desde casa con la mayor productividad

En el entorno empresarial aún persiste una duda, para algunos bien sustentada y para otros un tanto retrógrada: ¿se puede trabajar desde casa? ¿Qué tanto afecta el hogar sobre rendimiento? A esta ecuación podemos añadirle una variable interesante: en caso de que se trabaje desde casa ¿Conviene hacerlo más en una estación del año que en otra? Está claro que el teletrabajo facilita la conciliación familiar y es una alternativa de futuro. Vamos a ver cómo mejorar la productividad si te encuentras en esta situación.

Evitar distracciones al trabajar desde casa

Después de todo, en casa se encuentran elementos que distraen por naturaleza. Como los siguientes:

  • Cama.
  • Nevera repleta de bocadillos tentadores.
  • Actividades pendientes del hogar.
  • Niños (en caso de que el trabajador tenga hijos).

Y más relevante: en este lugar se mezclarían ambos mundos.  Se juntan las presiones laborales junto a las domésticas, y esa unión podría interferir con el desempeño de ambas áreas. Desde el punto de vista corporativo, la pregunta tiene validez. Ahora bien, para analizar este tema hay que evitar los puntos extremos, y tomar en cuenta los matices y las formas. En ese sentido, especialistas en trabajo remoto coinciden que la mejor forma de darle estructura al trabajo desde casa es con la organización, y delimitan tres puntos vitales para llevarlo a cabo:

  1. Horario de trabajo

Para otorgarle orden y estabilidad a esta modalidad, se deben de establecer unos tiempos laborales bien delimitados. ¿Cómo hacerlo? Elegir aquellos espacios propicios para la productividad, como cuando los familiares se encuentran fuera de casa.

Se trata de un estilo más flexible que en el clásico modelo corporativo. En este caso, el trabajador debe organizarse, evaluarse y dedicarle a cada cosa su momento.

  1. El lugar de trabajo

Como diría el antiguo refrán, “cada cosa debe tener su lugar”. En este caso, es importante que el espacio en el que se labore tenga las condiciones apropiadas para ello. Silencio, una buena silla, un escritorio apropiado, conexión a Internet.

Lo ideal es que se trate de un sitio poco transitado, donde las otras personas que viven en la casa no te distraigan.

  1. Salir

En este particular tenemos una paradoja: dado que trabajas en casa, debes procurar salir de allí cada cierto tiempo a ocuparte de otros asuntos. Si no te oxigenas, tal vez sientas que nunca estás dejando de trabajar, tomando en cuenta que trabajas en tu hogar.

El trabajo no puede absorber todo tu ser, por lo que actividades como ir al cine, charlar con los amigos o incluso caminar por la ciudad te ayudarán a despejar tu mente.

Lo cierto es que el trabajo productivo desde casa requiere de una minuciosa planificación y estructura. Así, los objetivos se alcanzarán en el tiempo determinado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...