Tan sólo el 13% de los trabajadores se siente satisfecho con su empleo

El 13% de los trabajadores se siente contento en su puesto de trabajo, un 63% está insatisfecho por falta de motivación y un 24% directamente odia su actual empleo. Antes de plantearse renunciar y buscar una nueva oportunidad laboral, es necesario intentar cambiar la situación.

GOOD JOB CONCEPT

GOOD JOB CONCEPT

Las dificultades de acceso al mercado laboral hacen que muchos trabajadores no se planteen qué puesto de trabajo es más adecuado a sus intereses y acepten cualquier oferta de empleo para salir de las listas del paro. No es de extrañar que la mayoría de los trabajadores se sientan amargados en sus puestos de trabajo y que sólo el 13% de 180 millones de encuestados afirma estar contento con su empleo, según un estudio realizado por Gallup.

El estudio, hecho a 180 millones de empleados de todo el mundo, refleja que el 87% de ellos no está satisfecho con su lugar de trabajo, algo que le provoca sentimientos negativos. La principal causa de descontento entre los trabajadores es la falta de motivación, algo que destaca el 63% de los encuestados en el estudio de Gallup. No obstante, uno de cada cuatro empleados va más allá de esta insatisfacción y directamente afirma que odia su empleo.

Aquellas personas que deben ir a trabajar diariamente a un puesto que no se corresponde a su vocación sienten que se les hace cada día más difícil levantarse de la cama, sentirse motivados en el trabajo y ser felices con la vida que llevan. Puede que empezara como el empleo de sus sueños o como un puesto que pagaba las facturas, pero el descontento y la insatisfacción se han apoderado de la gran mayoría de los trabajadores de cualquier mercado laboral.

¿A qué se debe esta apatía por el trabajo? La rutina, la monotonía o las relaciones personales que han cambiado suelen ser las razones por las que un trabajador no se siente a gusto en su puesto de trabajo; lleve muchos años en el cargo o sea uno de los nuevos empleados de la plantilla. Asimismo, los principales factores que causan esa apatía por el trabajo también incluyen el estrés, la falta de personal, la desorganización de la compañía, un mal ambiente de trabajo o un mal jefe en la oficina que dicta unas directrices demasiado estrictas.

La clave de la satisfacción en el trabajo reside en aprender a separar el éxito de la felicidad. Si bien solemos utilizar ambos términos como sinónimos, implican sentimientos muy diferentes. El éxito se consigue obteniendo aquello que se desea: un puesto de mando, cerrando una venta importante, logrando un aumento de sueldo… En cambio, la felicidad se refiere a la capacidad de disfrutar con aquello que se tiene. Para estar satisfecho con el trabajo debes empezar a identificar las cosas buenas de tu empleo y valorarlas.

Técnicas para ser más feliz en el trabajo

Antes de plantearte dimitir de tu actual puesto de trabajo y buscar una nueva oportunidad laboral en la que no encuentres estos problemas, debes pensar en si se trata de una situación de la empresa o responde a una insatisfacción de raíz personal que puedes solucionar con un cambio de actitud. Encontrar la motivación en tu actual trabajo puede evitar que tires por la borda muchos años en una empresa, un empleo estable y bien remunerado por una pequeña crisis personal.

Para motivarte y mejorar tu vida laboral necesitas tener claro aquello que no te gusta de tu actual puesto de trabajo y establecer un listado con metas realistas para solucionarlo. Conviértete en uno de los mejores trabajadores de la empresa y tu jefe tendrá en cuenta tus exigencias para que sigas en tu puesto de trabajo con el mismo ímpetu que has demostrado. No esperes que el incentivo venga del despacho de tu superior, gánatelo por ti mismo.

Otro de los puntos que puedes abordar para sentirte más feliz en tu puesto de trabajo es la mejora de tu actitud. Si deseas un buen ambiente de trabajo y tener una mejor relación con tus compañeros o superiores debes empezar por ti mismo. Si te esfuerzas en ser una persona más colaboradora, asertiva y buen compañero conseguirás mejorar el ambiente de trabajo, a que tus congéneres sientan que deben corresponder tus gestos y serás más valorado por tus superiores. Una vez logrado este objetivo, estas actitudes positivas se mantendrán por si solas.

Por último, puedes mejorar autoestima y aprender a valorar los pequeños placeres de la vida gracias a técnicas de meditación. Estas técnicas te ayudarán a tener una actitud más positiva con aquello que has logrado dentro de una empresa y lograr encontrar la motivación suficiente para levantarte todas las mañanas e ir a trabajar sin pensar en cuántas horas te quedan para que llegue el fin de semana. Piensa que una mente sana y tranquila puede abordar mucho mejor los retos de un empleo desmotivador.

Con todo, si has probado todos estos métodos para mejorar tu puesto de trabajo y aún sigues sintiéndote insatisfecho, quizás debes plantearte renunciar a tu actual empleo y buscar una nueva oportunidad laboral que logre despertar esa chispa en ti.

Imagen: © garagestock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...