Sólo el 10% de los jóvenes con discapacidad tiene trabajo

Sólo uno de cada diez jóvenes con discapacidad tiene empleo

El 5º informe Jóvenes con Discapacidad, motor de futuro, de la Fundación Adecco, en colaboración con JYSK, indica que sólo el 10% de los jóvenes con discapacidad en España tiene trabajo. El 51,7% de los que se encuentran en situación de desempleo no han trabajado ni una sola vez, y están en búsqueda activa de empleo en un mercado en crisis. Sin embargo, ahora no lo tienen nada fácil ya que la crisis originada por el coronavirus ha castigado con dureza a los jóvenes que están buscando su primer empleo.

Para llevar a cabo el estudio, se ha encuestado a 250 menores de 30 años con capacidad, de acuerdo a datos del Servicio Público de Empleo Estatal y del Instituto Nacional de Estadística. La tasa de empleo se entiende como el porcentaje de personas que trabajan en relación con el número de personas que se encuentra en edad de trabajar. Entre los jóvenes con discapacidad dicha tasa es residual, tal y como advierten los expertos. Sólo 1 de cada 10 tiene trabajo. La cifra en términos porcentuales es del 25,% entre el resto de personas con discapacidad y al 24,4% entre todos los jóvenes españoles.

Es precisamente la tasa de paro de los menores de 25 años con discapacidad la mayor de todos los grupos de edad. Asciende al 58,1%, de manera que representa más del doble que la general para el resto de personas con discapacidad.

La participación en el mercado de trabajo que refleja la tasa de actividad es mínima entre los jóvenes con discapacidad, alcanzando un porcentaje del 23,9%. Además, la tasa ha descendido ligeramente desde el año 2015, cuando la tasa de actividad entre los jóvenes con discapacidad era del 25,1%.

Hay varias causas que explican la caída de la tasa de actividad entre los jóvenes con discapacidad: crecientes dificultades para encontrar un empleo, mercado de trabajo cada vez más competitivo, etapa formativa demasiado prolongada y falta de expectativas profesionales.

Los jóvenes han sido el grupo de población más castigado por la crisis del coronavirus en el mercado de trabajo. Algunos expertos apuntan a que el legado de la crisis se perpetuará entre los jóvenes, y muchos arrastrarás sus efectos durante toda su vida laboral. Muchos sectores y puestos en los que jóvenes con discapacidad habitualmente encontraban empleo, todavía se están recuperando del impacto económico de la crisis, y las perspectivas de futuro no son positivas. Los campos más afectados han sido la restauración, los servicios de alojamiento y la venta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...