Solo 11 millones de personas mantienen aún sus empleos seguros

El empleo se ha puesto muy difícil hoy en día por la pandemia que ataca al mundo

Alrededor de 11 millones de personas siguen teniendo empleo seguro

Empresas y organizaciones se llevaron consigo el 98% de la destrucción de empleo ocasionada por el primer impacto del coronavirus en el mercado laboral dejando una cifra total de ocupados en 16,4 millones. De los que, al menos 5 millones están en situación de paro económico.

El choque del coronavirus con la economía española le ha dado con mucha fuerza y sin piedad al sector privado que ha buscado refugiarse en los Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTE) para salvaguardar empleos y negocios.

Más de 5 millones de trabajadoras y trabajadores autónomos amparados a fórmulas de protección de rentas se han salvado así de sufrir el paso al desempleo, que ya se eleva al 14,41% de la población activa.

En total, según las cifras expuestas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el mercado laboral, el empleo privado fue disminuido en 280.300 personas entre enero y marzo para quedar en 16.433.300 personas mientras el empleo público, que envuelve a 3,25 millones de personas fue disminuido en 5.400.

¿Hay empleos seguros en la pandemia?

El INE expone que los afectados con detención de empleo se siguen clasificando como ocupados cuando su suspensión sea inferior a 3 meses. Si es mayor o igual a ese lapso de tiempo y el trabajador continúa recibiendo al menos el 50% del salario, se considera que hay empleo seguro y se clasifica como “ocupado”.

Esto hace que de los 16,4 millones de asalariados y trabajadores autónomos que son parte de los empleados del sector privado, haya al menos 5 millones que están, como señala en Banco de España, ocupados, pero en situación económica de paro, por lo que hay personas que carecen de empleos seguros en España.

Se puede decir entonces que, si se restan estos empleos en suspensión, las organizaciones y negocios privados españoles estarían dando algo más de 11 millones de empleos en activo.

El propio INE ha señalado que su Encuesta de Población Activa (EPA) ha marcado el primer impacto de la pérdida de empleos seguros, que ha sufrido la economía española, con una baja de 285.000 ocupados en el primer trimestre con relación a final de año y otros 562.900 colgados de (ERTE).

Se eleva la tasa de Paro

La tasa de paro se eleva al 14,4% en análisis que se queda corto. El informe del INE no llega a manifestar la magnitud de la crisis por terminar su periodo de estudio hasta finales de marzo. Pero sí registra una caída histórica en la tendencia de recuperación del mercado laboral de los últimos 5años.

El primer impacto sobre esos 285.000 ocupados menos, que se han derivado en el sector privado, que absorbe 280.000 puestos de trabajo abolidos.

La encuesta no refleja el impacto de los ERTE, que se elevaron en 562.900 personas desde enero hasta marzo, una cifra superior al empleo que se había creado durante todo 2019: 402.300 personas.

“El paro parcial por razones técnicas o económicas o la suspensión por expediente de regulación de empleo son las principales razones que explican este incremento”, expuso el organismo en su acotación informativa sobre el cambio del mercado laboral.

Una nota que añadía que algunas de estas cifras “no tienen precedentes”. Y que los meses cercanos tampoco los tendrá. La contabilidad que llevan los agentes sociales sube a 4,2 millones la cantidad de afectados por suspensiones de empleo, los empleos seguros es algo que no se ve ahora.

Durante el primer trimestre del 2020 el paro subió

El paro se elevó a 121.000 personas en el primer trimestre de presente año, lo que es un 3,8% más que en el trimestre anterior a este, y la ocupación bajo en 285.600 puestos de trabajo (-1,4%), ocasionando así parte del impacto de la crisis sanitaria y de la declaración del estado de alarma a partir de la segunda semana de marzo.

En los dos casos se trata de los peores registros de paro y empleo desde 2013. Al finalizar marzo, la cantidad total de empleos seguros parados se ubicó en 3.313.000 y el número de ocupados, en 19.681.300 personas.

El INE expone que el aumento del paro se cifró en 121.000 personas entre enero y marzo, pero al mismo tiempo ve posible que muchos trabajadores que hayan perdido sus empleos seguros se hayan clasificado como inactivos y no como desempleados al no cumplir con las condiciones de búsqueda de trabajo.

Es importante mencionar que los trabajadores más jóvenes, (que tienen los contratos más vulnerables en caso de crisis), fueron los que recibieron más el golpe de la economía, de hecho, muchos de ellos no tenían empleos seguros.

La tasa de desempleo entre los menores de 25 años se ubicó en el primer trimestre de 2020 en el 32,99% de la población activa del colectivo, lo que es un repunte respecto al trimestre precedente (30,51%).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...