Se destruyeron más de 1.1 millones de empleos, lo nunca vivido en la historia

Sigue sufriendo el comercio actual y los puestos de empleos cada vez van desapareciendo a pasos agigantados

La cantidad de empleos que han desaparecido llega a más de un millón

España demolió nada menos que 1,074 millones de empleos en todo el 2do trimestre de este año, de hecho, en comparación con el primero, según los datos que se publicaron por el INE.

Los resultados de la Encuesta de Población Activa indican que la pandemia del coronavirus ha dejado la mayor destrucción de empleo nunca registrada en España, resaltando los peores datos de la crisis de Lehman Brothers.

En el 1er trimestre del año 2009, cuando la crisis comenzó a golpear de lleno a España, la destrucción de empleo no llegó a 800.000 empleados, muy lejos de los casi 1,1 millones de ocupados perdidos este año. En total, la cantidad de empleados entre abril y junio fue de 18,6 millones de personas.

No obstante, hay que tener presente que esta cifra de destrucción de empleo es embaucadora, ya que no acopia la pérdida de actividad como resultado de los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo), debido a que los afectados continúan figurando como empleados.

Cifras de empleos nunca antes registrada

Sin embargo, si se visualizan los datos de ocupados que realmente trabajan, la cifra disminuye en otros 4,7 millones de trabajadores, hasta caer por debajo de los catorce millones de trabajadores reales.

Una cifra que nunca se había registrado en España. Sirve como comparación que en el año 2002 había más de dieciséis millones de empleados activos en España, y durante la crisis de Lehman Brothers nunca se desplomó por debajo de 14,4 millones de ocupados.

España nunca antes había registrado una disminución tan rápida del mercado laboral. Por ejemplo, en el año 2008, luego de la quiebra de Lehman Brothers, España se demoró casi un año en arruinar un millón de empleos. En esta crisis lo ha hecho en menos de 3 meses.

Y esto sin contar los empleados en ERTE, que muchos ya se han recuperado al trabajo, pero en otros muchos casos se trata solamente de un despido diferido, ya que se irán al paro en el futuro sin llegar nunca a reintegrarse a su puesto de trabajo.

Si se compara con el 2do trimestre del año 2019, en total el número de empleos perdidos crece a 1,2 millones de personas.

¿Cuál es la cantidad total de trabajadores durante el confinamiento?

En total, la cantidad de trabajadores reales durante las semanas de la cuarentena se disminuyó por debajo de 14 millones por primera vez en la historia. El INE hace desde 2008 la estadística de ocupados que ciertamente trabajaron durante la semana de referencia para evaluar las cifras de la cantidad de empleados.

Estos no estuvieron activos por desempleo temporal, enfermedad, o por estar obligados a un ajuste de empleo temporal, esto es, un ERTE.

Esto permite corroborar que las cifras reales de trabajadores son mucho más pequeñas de las que muestran los datos de ocupados. En concreto, uno de cada 4 supuestos ocupados se mantuvo sin trabajar.

El mejor indicativo para estudiar la situación del mercado laboral es el de horas efectivas de trabajo, debido a que ahí se excluyen tanto los ERTE de suspensión de contrato, como los de disminución de jornada. Así se detalla cuál es el nivel de empleo real.

En el 2do trimestre se perdió nada menos que el 22,6% de las horas de trabajo y si se compara con el mismo lapso del año anterior, la caída crece hasta el 26,6%. En España se perdió 1 de cada 4 empleos.

La hostelería sufrió un gran golpe

El golpe sobre el empleo fue realmente duro en la hostelería y sectores afines con el turismo: entretenimiento, ocio, y transportes. La hostelería perdió nada menos que el 72% de las horas de trabajo, cifra que crece al 78% si se contrasta con el mismo trimestre del año pasado.

Todos los sectores perdieron empleo efectivo en el momento del confinamiento, incluso el de cuidados sociales y sanidad, debido a que los centros de día no pudieron abrir durante todo este lapso. Estos datos sí indican con crudeza el nivel de empleo perdido como fruto del estado de alarma.

La destrucción de empleo no se vio expresada en la elevación del paro, ya que como los empleados despedidos no pudieron buscar un empleo por estar en cuarentena, se cuentan como inactivos y no como desempleados. El resultado es que, a pesar de la pérdida de 1,1 millones de empleos, el paro apenas aumentó en 55.000 personas.

¿Qué consecuencias trajo consigo?

La destrucción de empleo ha sido extendida en todas las comunidades autónomas, aunque hay grandes distinciones entre territorios. El 42% del empleo se demolió en las comunidades más turísticas: Canarias, Baleares, Andalucía y Comunitat Valenciana.

Baleares posee un 11,5% menos de empleos que hace 1 año y Canarias, un 8,6% menos, las dos por debajo de la media nacional, que reconoció una caída del 6%.

La destrucción de empleo también ha sido aguda en regiones con mayor peso de la industria de consumo, en especial la de automoción. Navarra dio por perdido el 7,6% del empleo y Cantabria, el 9,9%.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...