¿Qué pasará con los trabajadores de Campofrío?

Campofrío ha anunciado que levantará una planta nueva en Burgos que espera abrir en 2016. Hasta entonces, ha reubicado a parte de la plantilla y estudia qué hacer con el resto.

Ha sido una de las noticias más tristes y nos ha ofrecido las imágenes más impactantes del pasado fin de semana: la fábrica que la multinacional cárnica Campofrío tiene en Burgos era devastada por el fuego, y una gran nube de humo se extendía por los alrededores. Por suerte no ha habido que lamentar daños personales, pero las instalaciones de Campofrío quedaron en ruinas y todo el mundo se hace la misma pregunta. ¿Qué pasará con los 1.000 empleados de la fábrica de Burgos?

Desde el primer momento tanto los trabajadores y sus representantes como el Ayuntamiento de Burgos pidieron a la empresa el mantenimiento de esos 1.000 empleos ante el temor que pudiese aprovechar las circunstancias para tomar medidas como la deslocalización de la producción o se presentase un ERE. La empresa asegura que no abandonará Burgos, y ha anunciado la construcción de una nueva planta que sustituya a la que se quemó y que a priori debería estar en funcionamiento en 2016.

Pero hasta que la nueva planta abra sus puertas queda más de un año, y a los trabajadores se les abren dos posibilidades. Por una parte, se ha reubicado a parte del personal de administración, logística o recursos humanos en la empresa Carnes Selectas y en el almacén de productos terminados que tiene la empresa, los dos en la ciudad castellanoleonesa. Más dudas hay sobre el futuro de los trabajadores que no se han recolocado, que ahora disfrutan de una licencia retribuida.

Los representantes sindicales del millar de trabajadores no descartan la posibilidad de que la empresa aplique algún tipo de expediente de regulación, una opción que el consejero de Economía y Empresa de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, daba prácticamente por segura el lunes. El responsable autonómico de empleo habló de un expediente de regulación de empleo suspensivo para los cerca de 1.000 empleados directos de la fábrica (se calcula que Campofrío genera otros 1.500 empleos indirectos).

Tampoco podemos descartar la posibilidad que Campofrío recoloque a parte de estos trabajadores en el resto de plantas que tiene repartidas por toda la geografía española e incluso en Europa. La empresa asegura que está estudiando la capacidad de cada fábrica para absorver la producción de los productos que hasta el sábado se elaboraban en Burgos hasta la apertura de la nueva fábrica. Mientras, el fuego ya está controlado y se ha desactivado el Plan de Emergencia Municipal.

Vía: RTVE

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...