¿Qué es un Expediente de Regulación de Empleo y qué implica?

Te explicamos las causas de los ERE, y los diferentes tipos que existen

¿Qué es un Expediente de Regulación de Empleo y qué implica?

En los últimos meses es habitual oír hablar acerca de los ERE (Expedientes de Regulación de Empleo). Se trata de un procedimiento de carácter administrativo mediante el que una determinada compañía solicita el despido o la suspensión de varios trabajadores.

Se trata por lo tanto de un despido colectivo. Para llevarlo a cabo, la empresa debe probar una de las siguientes causas.

  • Económicas: una de las principales causas de los ERE es la económica. En este caso los despidos colectivos se justifican para asegurar la continuidad de la compañía, superando así el desequilibrio en las cuentas. Se da por lo tanto, cuando la situación de la empresa a nivel económico sea negativa, con pérdidas actuales o previstas.
  • Productivas: los motivos son productivos cuando guardan relación con cambios tanto en los métodos de trabajo de los empleados como en los sistemas.
  • Técnicas: las causas del Expediente de Regulación de Empleo también pueden ser técnicas. Se entiende como tal cuando existe un excedente de mano de obra después de renovar los equipos.
  • Organizativas: las causas organizativas son aquellas que se dan por cambios en la demanda de los bienes o servicios que la compañía tiene en el mercado.

¿Qué tipos de ERE existen?

El Expendiente de Regulación de Empleo de extinción, tal y como su propio nombre indica, supone la extinción definitiva de la relación entre la empresa y los empleados afectados. Se conoce habitualmente como despido colectivo. Es la situación más desfavorable para los trabajadores porque pierden su empleo de manera definitiva.

En cuanto al ERE de suspensión (Expendiente de Regulación Temporal de Empleo), consiste en paralizar por un determinado periodo de tiempo el contrato de trabajo de un grupo de empleados por alguna causa justificada. Durante dicho periodo no existe actividad laboral, de forma que los empleados mantienen su cotización en la Seguridad Social pero no perciben el salario.

Y, por último, el ERE de reducción, muy similar al anterior, aunque con algunas diferencias. En este caso no se suspende su trabajo durante un determinado periodo de tiempo, sino que a los trabajadores afectados se les reduce el horario algunos días de la semana. Por lo tanto, los trabajadores continúan en su puesto de trabajo, pero trabajando menos horas a la semana. Su sueldo se ve reducido en la misma proporción, aunque tienen derecho a mantener la cotización por el 100% de la jornada.

Ahora ya conoces los diferentes tipos de Expendientes de Regulación de Empleo que existen, y por qué causas se pueden aplicar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...