¿Qué buscan las empresas en un candidato en prácticas?

Los contratos en prácticas laborales sirven para poner en marcha todos los conocimientos adquiridos durante la formación. Pero ¿qué espera un empresario de ti?

contrato en practicas

Los contratos en prácticas suelen generar bastante confusión en el actual mercado laboral. En realidad, se suelen confundir las prácticas que no son laborales (no son un contrato real), con las becas de formación y con el contrato en prácticas de verdad. Pero hoy hablaremos de este último. Está orientado a personas jóvenes, generalmente recién titulados que no tienen experiencia o cuya experiencia ha sido inferior a los 2 años. La finalidad es poner en práctica los conocimientos ya adquiridos.

Una empresa que contrata a un candidato en prácticas, de manera general, está dispuesta a formarle de manera específica en el puesto. Pero un contrato en prácticas no es un contrato para la formación, por lo tanto el candidato debe trabajar y demostrar su valía. Si tienes una buena formación y estás dispuesto a ponerle muchas ganas, es probable que seas el candidato ideal para ese puesto.

Demostrar que eres un buen candidato para un contrato en prácticas

Lo primero es demostrar que realmente tienes los conocimientos que requiere el puesto. Lo segundo, sin duda, ganas de ponerlos en práctica y demostrar tu valía. Las empresas elegirán a los candidatos más adecuados no solo por lo que saben, sino también por cómo lo transmiten. Por último, hay que recordar que además de profesionales, somos personas. Y casi cualquier compañía quiere tener en su equipo a personas comprometidas, serias, responsables y capaces de ayudar a otros. Por eso, si eres capaz de dejar todo esto claro en la entrevista, tendrás casi todo ganado.

Ten en cuenta que muchos de los que hoy en día tienen puestos de mando o dirección empezaron con un contrato en prácticas. Son una gran oportunidad no solo para demostrar que lo que has aprendido tiene cabida y sentido en el mercado, sino también una gran opción para adquirir nuevas competencias y mejorar tu empleabilidad. Además, seguro que si eres capaz de hacer lo que te proponen y muestras interés por lograr los objetivos, te tendrán en cuenta para otras posiciones. De hecho, muchos puestos en prácticas laborales están ahí para cubrir una vacante en plantilla tras una fase de adaptación y capacitación del candidato.

¿Todavía no lo tienes claro? Echa un vistazo a este artículo sobre cómo plantear tu currículum vitae y a este otro sobre cómo hacer una carta de presentación. Con todo esto y un poco de suerte ¡Empezarás a trabajar realmente pronto! Por nuestra parte, te deseamos desde ya buena suerte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...