Oportunidades de empleo en la vendimia francesa

Durante muchos años, la vendimia francesa ha sido el destino de muchos españoles durante los meses de septiembre y octubre, aunque sea una actividad cada vez menos rentable.

A finales de agosto y sobre todo en septiembre comienza la época de la vendimia. Durante muchos años, Francia se ha convertido en el destino de muchos españoles para ganarse la vida recogiendo uva, además de otras frutas, pero las cosas han cambiado. La mecanización ha llegado a los viñedos galos, donde se necesita menos mano de obra y durante menos tiempo -la media de contratación va de la semana a los 12 días-, y han desaparecido muchas de las ofertas para vendimiar que incluían alojamiento y comida, por lo que es menos rentable.

Pese a ello, la vendimia sigue generando numerosos empleos desde finales de agosto hasta octubre, la mayoría repartidos entre las regiones de Alsacia, Aquitania, Borgoña, Champagne-Ardenne y los Rhone-Alps. Aunque se trata de un trabajo duro, no se requiere ningún tipo de experiencia previa en el campo, ya que los mecanismos de la cosecha son fáciles de aprender, y al ser una actividad grupal los compañeros con más experiencia siempre puden ayudar y dar consejos.

El servicio francés de empleo, Pole Emploi, es el encargado de gestionar las ofertas de empleo, que no se publican en la Red Eures. Allí llegan los formularios de solicitud realizados por cada región vitivinícola, y podemos buscar ofertas con condiciones como que ofrezcan alojamiento y comida. Para hacerlo, hay que entrar en la web de Pole Emploi y en Emploi recherche indicar vendageur (vendimia). A continuación podemos buscar la región que queramos o seleccionar La France entiere para ver las ofertas de todo el país y darle a Lancer la recherche.

Los sueldos de la vendimia los suele fijar el salario mínimo interprofesional bruto por hora, que en 2013 es de 9’23 euros la hora. Eso si, los contratos están exentos de cotizaciones sociales por parte del trabajador, que al final tendrá un salario neto más elevado que en otros sectores. Otra posibilidad son los contratos por kilos, donde el kilo se paga entre los 15 y los 25 céntimos. Para rentabilizarlo, hay que tener experiencia y cortar los racimos rápida y eficazmente.

La jornada laboral de la vendimia no puede superar las 10 horas al día, con un descanso mínimo de 11 horas seguidas entre jornales. Los contratos de la vendimia son un tanto especiales, ya que también pueden acogerse trabajadores, incluso de vacaciones, si cuentan con la autorización de sus empleadores. El contrato no puede durar más de un mes, aunque si que se pueden encadenar contratos hasta durante dos meses sin importar si son con el mismo empleador o con otro diferente.

Más información sobre la vendimia francesa: Oportunidad Europa

Foto: mahatsorri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...