Los autónomos españoles emplean a 10.000 trabajadores menos

Los autónomos se encuentran en una situación crítica en España

Los autónomos españoles emplean a 10.000 trabajadores menos

Hay tres aspectos esenciales que están afectando en gran medida a los autónomos, uno de los colectivos más vulnerables de la economía en España: la inestabilidad, la incertidumbre y la desaceleración. Y las cifras así lo demuestran. Por primera vez desde que existen registros, el número de empleados a cargo de trabajadores por cuenta propia ha descendido en España.

Un descenso de 9.885 empleados, lo que supone en términos porcentuales una caída del 1,1% en 2019 con respecto a 2018. Aunque no se trata de una caída muy pronunciada, sirve para dar una idea de las grandes dificultades a las que se enfrentan los autónomos, quienes no tienen los beneficios y facilidades fiscales de las grandes compañías.

Según las estadísticas publicadas en las últimas semanas, descendieron los empleados que trabajaban para autónomos, a pesar de que aumentaron el número de trabajadores autónomos, con 14.389 nuevas altas en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Los expertos señalan que el tamaño dirigidas por autónomos tienen un tamaño cada vez menor. En prácticamente todos los casos los trabajadores por cuenta propia se han visto obligados a reducir la plantilla. Una caída que se produce en un momento clave para la economía y la sociedad en España: la subida del Salario Interprofesional. El 70% de los autónomos se mostraba contrario a esta medida ya que afectará mucho a sus negocios. Además, apenas el 10% de los autónomos cree que podrá ampliar la plantilla de su negocio en 2020.

La subida del SMI y los autónomos

La realidad es que los empleados por cuenta propia no ven con optimismo el futuro. El 85,5% consideran que la economía continuará desacelerándose a lo largo de este año, mientras que apenas un 7% creen que la situación mejorará.

La subida del Salario Mínimo Interprofesional del Gobierno supone un gran problema para este colectivo. Lorenzo Amor, presidente de ATA, señala que no se trata de un problema que afecta única y exclusivamente a los empresarios. También tiene que ver con las familias, así como con los trabajadores y pensionistas.

Todo aquel que tiene personal contratado en sus hogares. Con la subida del SMI, el coste mensual sería de 1,300 euros (contando la Seguridad Social). De este modo, ninguna familia trabajadora podría mantener ocho horas trabajando a alguien en su casa.

Los autónomos llevan muchos años exigiendo diferentes medidas al Gobierno, como el pago de la cuota mensual en función de los ingresos reales. Una cuota progresiva atendiendo a tramos de ingresos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...