Las ventajas de los seguros de vida para colectivos de empleados

Cada vez más empresas o asociaciones de profesionales apuestan por los seguros de vida colectivo debido a los beneficios económicos, fiscales o de cobertura que suponen.

A nadie le gusta hablar de accidentes laborales, pero lamentablemente no queda más remedio que hacerlo. Siempre se producirán accidentes desafortunados, fortuitos o fruto de irresponsabilidades que pueden poner en riesgo a un trabajador. Por eso es importante contar con un seguro de vida que se encargue de ayudar al trabajador o a su familia en caso de que el accidentado sufra una invalidez o incluso pierda la vida. Últimamente, se ha producido un auge de los seguros de vida colectivos.

Como su nombre indica, no benefician a un solo trabajador, sino a todo un colectivo, por ejemplo, la plantilla de una empresa. Todos los trabajadores asegurados dependen de una póliza, así que las empresas pueden cubrir a la perfección con el mismo seguro a unos trabajadores que desempeñan la misma labor y que cada día comparten los mismos riesgos.

Por esta misma razón tampoco es de extrañar que además de las empresas, las asociaciones o entidades profesionales también muestren un interés cada vez mayor por los seguros de vida colectivos. Si dos compañeros de trabajo comparten riesgos, también los trabajadores de otras empresas que se dediquen a lo mismo deberán afrontarlos, así que asociaciones y colegios profesionales también pueden beneficiarse de estos seguros.

Una de las ventajas de los seguros colectivos es el ahorro que supone en la póliza. Con un seguro de vida colectivo, la póliza permite ahorrar una importante cantidad de dinero gracias a la contratación múltiple. En caso de que el trabajador sufra un accidente y como consecuencia fallezca o sufra una invalidez la cuantía que cubriría el seguro sería la misma que si el seguro fuese individual, aunque se haya pagado menos por la póliza.

La contratación de un seguro de vida colectivo es una muestra de la buena fe de las empresas o las asociaciones hacia sus empleados o afiliados, pero no todo el mundo se puede beneficiar de su cobertura. Para formar parte del grupo de trabajadores que se beneficiará del seguro de vida los trabajadores que lo comparten deben tener vínculos directos profesionales o formar parte de un grupo homogéneo que comparta actividad y ocupación principal.

Ya hemos visto que contratar un seguro de vida para nuestra empresa puede ser muy útil, pero antes de hacerlo debemos valorar algunos aspectos como cuántos trabajadores entrarían en el grupo a asegurar (hay un mínimo, aunque no muy exigente), el entorno de la empresa o el riesgo, además de consultar bien las condiciones y la cobertura.

Fuente: Segurodevida.es

Foto: GotCredit

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...