Las malas perspectivas de la OIT para el empleo en España

La OIT ha presentado su informe con las perspectivas para los próximos años, que no son nada halagüeñas para España. Hasta la década de 2020 el paro seguirá por encima del 20%.

oit
¿Puede un país sobrevivir una década con más de dos de cada diez habitantes en edad de trabajar sin empleo? Ese es el gran reto al que se enfrenta España en los próximos años, según las perspectivas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dependiente de Naciones Unidas, que acaba de presentar su informe ‘Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2015′. El paro en España no bajará del 20% antes de 2020, pero las perspectivas a escala mundial tampoco son nada halagüeñas.

Si nos fijamos en el informe de la OIT, España acabará 2015 con una tasa de paro del 23’6%. A falta de conocer los datos de la EPA del último trimestre, en septiembre de 2014 la tasa era del 23’67%. Las tasas de paro caerán ligeramente en los próximos años según la previsión de la OIT: hasta el 22’80% en 2016, el 22’16% en 2017, al 21’82% un año más tarde y acabará la segunda década del siglo XXI en el 21’49%. Si en 2019 se cumplen los pronósticos, España llevará una década con un paro por encima del 20%.

Guy Rider, director general de la OIT, señala que desde el inicio de la crisis en 2008 se han perdido más de 61 millones de empleos en todo el mundo, pero lo peor está por llegar. Solo este año se perderán otros tres millones de puestos de trabajo, y en 2019 se calcula que habrá 212 millones de desempleados, lo que provocará un aumento de las desigualdades y la conflictividad social. Así, la crisis del desempleo está lejos de acabar, añade Rider.

Países que hasta ahora habían capeado mejor la crisis como los de América Latina, los caribeños, Rusia, China o algunos árabes han visto como la situación dentro de sus fronteras se deteriora influenciada por las mala situación económica del resto el mundo. Por ejemplo, los países latinoamericanos que viven de la exportación de recursos naturales han retrocedido en materia de empleo, e iniciativas como las que persiguen el trabajo informal pierden efectividad.

Otra de las tendencias que no cesará en los próximos años es la desigualdad entre hombres y mujeres y el paro juvenil. Desde la OIT reconocen un aumento del malestar social en aquellos lugares con una elevada tasa de desempleo juvenil, y acaban explicando que en países desarrollados como los de Europa meridional el paro está bajando lentamente, aunque añaden que las tasas de desempleo siguen siendo demasiado altas.

Aquí puedes consultar el informe de la OIT (en inglés).

Vía: 20 Minutos

Foto: Joergelman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...