La protección por desempleo cae a niveles de 2003

La tasa de cobertura por desempleo está en el 57’88%, los peores datos desde 2003; y la cantidad que llega a los parados que conservan la prestación se ha reducido un 6’8% en un año.

En teoría, 2014 fue un año bueno para el empleo. Decimos lo de en teoría porque, por primera vez en siete años, se creó empleo en España; pero hay una serie de factores más que preocupantes. Por ejemplo, los empleos que se han creado han sido de baja calidad, el paro juvenil sigue disparado y, según los datos de empleo de diciembre de 2014 todavía hay registrados más de 4’4 millones de desempleados; y la tasa de cobertura por desempleo ha caído a los niveles de 2003 y se queda en el 57’88%.

Hay varias razones que explican este retroceso en la tasa de cobertura. Una de ellas es el elevado número de parados de larga duración que hay en España en este momento, que poco a poco ven agotarse su prestación por desempleo. Tampoco podemos olvidar que en 2013 se reformó el sistema de cobertura, un recorte a las prestaciones por desempleo y, en consecuencia, del número de beneficiarios, lo que nos ha dejado en una situación que no se vivía desde hace más de una década.

Aunque los datos actuales son del mes de noviembre (Empleo siempre los publica con un mes de retraso respecto a los del paro), confirman la tendencia que se ha seguido en los últimos meses de 2014 en que la tasa de cobertura ha caído en picado. De hecho, el peor dato no es el de noviembre, sino que en septiembre se llegó al mínimo del 57’07%. Si comparamos los datos de hace un año con los actuales vemos que la tasa de cobertura ha pasado del 61’43% de noviembre de 2013 al 57’88% actual, una caída de más del 3%.

Junto a la tasa de cobertura, el recorte de las prestaciones ha supuesto un descenso tanto del presupuesto dedicado a este capítulo como de la cantidad de los subsidios al desempleo. La prestación contributiva media ha pasado en un año de los 861 euros netos de noviembre de 2013 a los 802,55 actuales, un 6’8% menos (sin tener en cuenta el subsidio agrario extremeño y andaluz).

Para tratar de paliar la situación y en vísperas de un año electoral el Gobierno aprobó en diciembre una ayuda de 426 euros a parados de larga duración con cargos familiares que ya hayan agotado la prestación. Eso si, según los cálculos del Gobierno solo se podrán beneficiar de ella unas 400.000 o 450.000 personas, mientras que el total de desempleados que no reciben ninguna ayuda es de unos dos millones.

Más información: El País

Foto: Rafa Otero

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...