La otra brecha salarial: diferencia entre el sueldo a tiempo parcial y a tiempo completo

En España el coste laboral por empleado varía mucho entre trabajadores a tiempo completo y tiempo parcial. A tiempo parcial el coste es menor, lo que se traduce en peores cotizaciones y peor salario

brecha salarial

En nuestro país, siempre se ha hablado de la brecha salarial entre hombres y mujeres, la cual indica que las mujeres cobran menos. Eso sí, hay otra brecha de la que no se habla tanto, y es de la diferencia de sueldos entre los que tienen un contrato a tiempo parcial y a tiempo completo.

Obviamente, el salario total de un trabajador a tiempo completo siempre va a ser superior a trabajar más horas. El problema es que los trabajadores a tiempo parcial también cobran menos a la hora que los que están a tiempo completo.

Casi 5 euros a la hora de diferencia de brecha salarial

Los datos del INE de 2016 son claros al respecto. El coste laboral por hora de cada empleado varía mucho según el tipo de jornada. En concreto, una empresa paga una media de casi 15 euros a la hora a un trabajador a tiempo completo, pero paga una media de 10 euros al trabajador a tiempo parcial.

Además, la brecha varía mucho analizando cada sector por separado. La diferencia más elevada la encontramos en el sector servicios, donde los empleados a tiempo parcial cuestan menos de 10 euros a la hora. En cambio, en la construcción el empleado a tiempo completo sólo cuesta 2 euros más a la hora.

En los sectores con más alta cualificación, la brecha se hace más grande. Por ejemplo, en los sectores energéticos industriales un empleado a tiempo completo cuesta unos 32 euros de media a la hora, mientras que un empleado a tiempo parcial cuesta 14 euros.

Eso sí, hay que tener en cuenta que hablamos de costes laborales, no de dinero recibido a fin de mes. Esto incluye también impuestos, cotizaciones sociales y otros conceptos. La explicación es que en los contratos a tiempo completo, las cotizaciones sociales e impuestos suelen ser más altos, encareciendo el coste de la contratación.

La desigualdad viene en las cotizaciones

Teniendo en cuenta los costes, el salario neto que ambos perciben no es tan distinto, aunque sigue siendo mayor en los empleados a tiempo completo.

Eso sí, esto no quiere decir que no haya una brecha. Una menor cotización supone una desigualdad tanto a corto, como a largo plazo. Se traduce en una menor prestación por desempleo, así como en una pensión de jubilación menor.

Así mismo, en los trabajos a tiempo parcial se producen más irregularidades, sobre todo en sectores como la hostelería. Allí, es común ver contratos a tiempo parcial sobre el papel, pero muchas más horas trabajadas en realidad. De este modo, existe una gran brecha salarial menos conocida, pero igual de importante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...