La OIT, alarmada por la tasa de desempleo juvenil

El desempleo juvenil es una de las preocupaciones de la mayoría de los países desarrollados, como España con una tasa del 46% de paro entre los jóvenes. La OIT pronostica una tendencia al alza si empresas, gobiernos y organizaciones no facilitan su entrada al mercado laboral.

Businessman is working on desk - JOB SEARCH

El acceso al mercado laboral por parte de los jóvenes con estudios universitarios supone todo un reto para la mayoría, quienes carecen de experiencia laboral previa y no tienen los conocimientos demandados por las empresas de su sector. A estas dificultades más tradicionales, debe sumarse el duro golpe que ha supuesto la crisis económica en materia de contratación, haciendo que perfiles ‘junior’ como ‘senior’ deban competir por una misma vacante.

La alta competencia y la complejidad para acceder al primer puesto de trabajo tras la universidad evidencian una crisis en el mercado laboral y una falta de capacitación de las universidades para que sus egresados estén preparados para dar el salto profesional. En consecuencia, las cifras de desempleo juvenil llevan años aumentando y se han convertido en un problema de muchas sociedades, entre las que se incluye España.

En más de una ocasión, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha aconsejado a los distintos países a implementar medidas de prevención del desempleo entre su población y a potenciar la creación de empleo; algo que no ha dado resultado en todos los estados. Con los datos actuales, el organismo internacional pronostica tasas de desempleo alarmantes, especialmente entre la población juvenil.

De acuerdo a los datos de la OIT, el paro juvenil experimentará una tendencia al alza en todo el mundo durante los próximos años, pero este 2016 resultará crítico ya que el organismo vaticina tres millones de jóvenes desempleados. Los estados que se verán más afectados por el paro juvenil serán los países desarrollados; cuya población joven ha retrasad la incorporación al mercado laboral a cambio de una mayor especialización académica.

En el caso de España, la organización del trabajo pronostica que un 46% de los jóvenes españoles concluirán 2016 sin tener un empleo estable o posibilidades de acceder a un puesto de estas condiciones. A pesar de los esfuerzos de la UE en la materia, España superará la tasa media de paro juvenil marcada para toda la Unión, que es del 19% para los estados miembro. Es decir, España llegará a duplicar la media europea de paro juvenil si se cumplen los pronósticos de la OIT.

La OIT no muestra un pronóstico del todo negativo a medio plazo, ya que podría comenzar a observarse una reducción en la tasa de desempleo juvenil a partir de 2017. No obstante, para conseguir que más jóvenes accedan a un empleo estable, se espera que las empresas y organizaciones colaboren para facilitar el acceso al mercado laboral a este sector de trabajadores mediante la aplicación de pasantías y programas especialmente diseñados para no desperdiciar el talento joven que ahora está en paro.

Imagen: © garagestock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...