La EPA revela la destrucción de 114.300 empleos

La EPA del primer trimestre del año revela un descenso del paro de 13.100 personas que llega acompañado de la destrucción de 114.300 empleos. La tasa de paro sube al 23,78%.

paro

A un mes de las elecciones municipales y autonómicas hemos conocido los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año, que no pueden ser más desalentadores pese a que desde el Gobierno insisten en que la recuperación económica es un hecho. Cierto que el paro ha bajado en 13.100 personas, pero más destacable es que entre enero y marzo se destruyeron 114.300 empleos en España. Se trata de una caída del 0,65% que deja 17,4 millones de ocupados.

Desde 2008, primer año de la crisis, el primer trimestre del año había acabado con subidas del paro, una tendencia que cambió el año pasado. El descenso de este año es el mayor para un primer trimestre desde 2005. Sin embargo, la tasa de paro subió ocho décimas hasta situarse en el 23,78% fruto de la pérdida de población activa, que fue de 127.400 personas. La pérdida de empleos ha sido mayor que la pronosticada por el Gobierno y los principales analistas en los últimos días.

Si que es cierto que al comparar los datos de este trimestre con los que teníamos hace un año, la cosa no es tan negativa. Por ejemplo, el paro se ha reducido en 488.700 personas, un 8,2% en los últimos 12 meses mientras que la ocupación ha aumentado en 504.200 personas desde entonces pese a los datos negativos de este trimestre. Canarias y Andalucía lideran el aumento de la ocupación este trimestre, mientras que Catalunya, Baleares y Valencia registraron los mayores descensos.

Por sectores, los datos de la EPA reflejan que la dependencia del mercado laboral de los servicios supone un gran lastre para la ocupación. Mientras durante los tres primeros meses de 2015 la construcción sumaba 15.300 nuevos ocupados y la industria lograba 2.300 ocupados más, el sector servicios acababa con 135.000 empleos menos; aunque sumados los últimos 12 meses es el que más crece. Por su parte, la ocupación en la agricultura bajaba en 11.500 personas, y es el único sector con saldo negativo en el último año.

Acabamos con dos de los datos más alarmantes que revela la EPA. El primero, que aumentan en 27.300 los hogares con todos sus miembros en paro mientras los parados de larga duración alcanzan los 3,3 millones, un 61% del total, por lo que dar respuesta a este problema debería ser una prioridad. El segundo, la caída de la población activa y la tasa de actividad, que se quedan en 22.899.400 personas y en el 59,45% respectivamente.

Consulta aquí la EPA

Foto: Antonio Tajuelo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...