En Málaga crece la asistencia y cae el empleo

Málaga ya tiene un parado o un pensionista por cada trabajador activo.

Paro

En los cuatro años que lleva la crisis, Málaga ha visto casi duplicarse la proporción de parados / pensionados frente a los trabajadores activos de la provincia y, actualmente, la cifra se establece en 1 parado o pensionado por cada 1 trabajador. Pero 4 años atrás, en 2008, la proporción recién referida era de 1 parado / pensionado frente a 1,8 con empleo.

De esta manera, Málaga no sólo ha reducido la cantidad de personas empleadas sino que, además, ha incrementado la cantidad de personas recibiendo algún tipo de asistencia.

Las cifras indican que Málaga tiene 99.900 ocupados menos que hace cuatro años y 187.200 parados y pensionistas más y que por esta desproporción generada en tan corto tiempo, el actual sistema de prestaciones por desempleo y jubilación está en peligro en el plazo medio.

Claro que lo que sucede en Málaga no es fruto de una realidad estacionaria ni regional, sino que responde al deterioro del mercado de trabajo que es consecuencia directa de la enorme crisis económica y financiera que afecta a toda España. Pero en Málaga, además, se observa el proceso de envejecimiento de la población que provoca mayores jubilaciones y menor población activa en una economía provincial que se tambalea.

En Málaga son 505.900 los desempleados o pensionistas y 519.300 los trabajadores activos, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Ministerio de Empleo y Seguridad Social referentes al primer trimestre de 2012. Pero en 2008 había 318.636 pensionistas y parados y 619.200 ocupados.


Estos 519.300 trabajadores en activo representan el 53,78% de la población en edad de trabajar y, en el caso de los desempleados que suman 274.900 en marzo de 2012 equivale al 36,01% de la población activa, una cifra que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) reduce a 208.398 en el mismo periodo.

El catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Málaga (UMA) José Manuel Domínguez, asegura que estos datos «ponen de manifiesto el empeoramiento de la ratio de dependencia, uno de los indicadores básicos utilizados para calibrar la sostenibilidad de las finanzas públicas».

Felisa Becerra, coordinadora de informes de Analistas Económicos de Andalucía (AEA), explica que no necesariamente porque suba el desempleo cae el PIB, aunque añade que el aumento de la tasa de paro permite tener menos capacidad de producción. En Málaga, además, «se ha basado el crecimiento más en el empleo que en la productividad», generándose años atrás un crecimiento intensivo de mano de obra.

La especialista considera que el sistema de pensiones no está en peligro a corto plazo por el superávit de la Seguridad Social, pero sí en el medio y largo plazo. «Esta situación hay que revertirla porque un sistema en el que los afiliados vayan descendiendo y parados y pensionistas creciendo es insostenible».

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...