El empleo juvenil se hunde por la pandemia

La pandemia ha terminado de dar la estocada final al empleo juvenil en nuestro país, ya que ha destruido el 10% del mismo. Esto quiere decir que más de 250.000 jóvenes se quedaron sin empleo, dando un desempleo juvenil muy elevado

empleo juvenil

España nunca ha sido el país con buenas oportunidades laborales para los jóvenes. Nuestro país siempre ha sido un lugar difícil para que los jóvenes trabajen, pero con la pandemia las cosas han ido aún a peor. 

En concreto, la pandemia ha destruido casi el 10% del empleo juvenil en nuestro país, algo que se traduce en más de 230.000 personas que ya no están afiliadas a la Seguridad Social. Todo esto se ha hecho con menores de 30 años en el mercado laboral, es decir, gente entre los 16 y los 29 años.

Las cosas empeoran con la pandemia

En el mes de enero de este año 2020, 2,8 millones de jóvenes estaban trabajando, mientras que ahora solamente trabajan 2,6 millones. Eso sí, según dicen los expertos, la pandemia es solamente la gota que ha colmado el vaso de un problema mayor.

En realidad, el empleo juvenil está acabado en España desde que estalló la crisis del 2008. Es más, mientras que el resto de grupos de edades se han recupero, los jóvenes han ido a peor en cuanto a números de afiliados se refiere. Excepto en la provincia de Melilla, el número de jóvenes afiliados ha bajado en todas las provincias de España.

En el año 2007 había 4,3 millones de jóvenes trabajando, una cifra que fue bajando progresivamente hasta los 2,3 millones que alcanzó en el año 2013. Después se recuperó lentamente con pequeñas subidas, hasta llegar a 2,8 millones de empleos en el 2019, año donde ha tocado techo para después bajar a 2,58 por la pandemia.

Además, las actividades económicas donde están los jóvenes suelen ser sectores muy precarios. El 13,22% de los jóvenes se dedican al comercio al por menor y el 12,6% al servicio de comida y bebida. La mayoría de los trabajos que realizan los jóvenes pertenecen al sector servicios.

De este modo, la gran mayoría están en sectores donde los salarios no son muy altos y donde no hay mucha seguridad. Además, hay que destacar la bajada del espíritu emprendedor, ya que solamente hay un 7,51% de autónomos menores de 29 años, un 2,73% menos de los que había en 2014 en plena crisis.

Además, somos uno de los países con más «ninis», es decir, personas que no estudian ni trabajan. 534.600 jóvenes ni estudian ni trabajan, algo que representa al 12,8% de la población. Solamente nos superan Italia y Grecia en ese sentido, aunque también hay que destacar que este porcentaje ha ido bajando con los años, bajando un 20% porque cada vez más jóvenes deciden formarse en alguna cosa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...