EEUU vuelve al nivel de empleo de 2008

Los Estados Unidos han recuperado los niveles de empleo previos a la crisis, aunque el paro sigue dos puntos por encima y el empleo es más precario que en el año 2008.

Han tenido que pasar 75 meses, o lo que es lo mismo 6 años y 3 meses para que los Estados Unidos hayan recuperado los niveles de empleo de 2008, antes de que estallase la crisis. Sin embargo, esta recuperación no ha sido homogénea ya que encontramos grandes diferencias según la región o los sectores. Además, igual que pasa en Europa, el empleo que se ha creado es de una calidad muy inferior a la que había antes de que estallase la crisis.

De los 138’36 millones de trabajadores no agrícolas de enero de 2008 -el último máximo de empleo- se pasó a los 129’65 de febrero de 2010. En tan solo dos años se destruyeron 8’7 millones de empleos, y han tenido que pasar más de cuatro años para recuperarlos. En mayo se crearon 217.000 empleos no agrícolas netos, unos 100.000 más de los que se necesitaban para recuperar el nivel de empleo; aunque el desempleo sigue siendo del 6’3%. Aún así, es la tasa más baja desde septiembre de 2008.

Mientras sectores como la hostelería o la salud tenían grandes repuntes de empleo, la construcción y las manufacturas continúan en una situación negativa. También hay regiones que aún sufren los efectos del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, mientras otras se están beneficiando de la nueva burbuja que ha aparecido en los Estados Unidos, la energética. Eso si, los nuevos empleos son de peor calidad a los que había antes de 2008, y los sueldos son inferiores.

Pese a todo, la tasa de desempleo del 6’3% sigue casi dos puntos por encima del 4’4% previo a la crisis. En estos 75 meses los Estados Unidos han ganado 12’5 millones de personas en edad de trabajar, lo que hace necesaria la creación de unos millones de empleos más para que la situación sea la misma que antes del estallido de la crisis. En mayo, 3’4 millones de estadounidenses eran desempleados de larga duración (la mitad que en 2010, con el paro sobre el 10%) y 7’3 tenían un empleo a tiempo parcial.

Las previsiones de la Reserva Federal hablan de un pleno empleo en dos años, aunque admiten que es la crisis de la que más ha costado recuperarse. Los 60 meses desde junio de 2009 (fin de la última recesión) hasta mayo de 2014 son el doble de lo que costó la recuperación de la crisis de 2001. En los años 90 fueron 23 meses, y en los 80 solo 11. Unos meses en los que la baja calidad del empleo ha contribuido a aumentar la desigualdad social en los Estados Unidos.

Vía: El País

Foto: Ghostbuster^

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...