Cómo tener una buena relación con tus compañeros de trabajo

Si te llevas mal con tus compañeros de trabajo, suele ser porque eres una persona poco abierta al diálogo. Por este motivo, debes empezar a abrirte más y a dialogar, aunque sin llegar a ser el pelota de la empresa

buena relación compañeros de trabajo

Cuando llegamos al mercado laboral, nos encontramos con un mundo totalmente distinto al que esperábamos. Muchas veces, podemos tener una mala relación con los compañeros, ya que parece que algunos aún no han superado la adolescencia.

Eso sí, realmente no es difícil tener una buena relación con tus compañeros de trabajo. Vamos a contar un poco cómo puedes hacerlo paso a paso, haciendo que muchos se conviertan en tus amigos.

Trucos para llevarte bien con tus compañeros

Lo primero que tienes que hacer es ser una persona abierta y amigable. Haz el esfuerzo y vence la timidez, habla con ellos y aprende sus nombres. Llamar a alguien por su nombre y con una sonrisa es una de las mejores cosas que existen para ganarte a los demás. Además, estate dispuesto a hacer favores y ayudar a tus compañeros, aunque sin dejarte pisar.

Eso sí, también debes ser tú mismo y no forzar nada. Sé natural, no intentes forzar la simpatía y sé espontáneo. Al final, no le puedes caer bien a todo el mundo y no debes tratar de hacerlo, pues conseguirás el efecto contrario.

En realidad, la clave para tener una buena relación con tus compañeros es el descanso. Durante las horas de trabajo, todos estamos concentrados en lo nuestro, pero en el descanso es cuando puedes aprovechar para hacer amigos y ser simpático.

En cualquier caso, las personas solitarias no suelen caer muy bien, aunque tampoco los pelotas que se pegan demasiado a los demás. Por ello, debe ser algo natural como ya hemos dicho, sin agobiar a la gente y sin hacer muchas preguntas. Esto se consigue siendo simpático, pero respetando el espacio ajeno y sin mostrar necesidad.

Además, el pelota de la empresa nunca suele caer demasiado bien. Una cosa es ser bueno en tu trabajo y otra es estar todo el día tratando de agradar a tus superiores. Por ello, si algún día tienes que hablar con tu jefe, hazlo en privado.

Después de que hayas cogido confianza con ellos, es hora de pasar algo de tiempo con tus compañeros fuera del trabajo. Cuando os llevéis bien, siempre podéis quedar algún día por las tardes. Si propones un plan interesante que os guste a todos, el éxito está asegurado. Otra buena forma de hacerlo son las cenas de empresa, donde se han hecho muchos amigos.

Finalmente, no debes ser problemático ni agresivo, ya que eso hará que la gente se canse de ti. Si hay algún conflicto en el trabajo, debes agotar todas las vías de diálogo y no hacer ninguna tontería.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...