Cómo mantenerte despierto en la oficina si te entra sueño

Si has dormido mal y tienes sueño en la oficina, usa trucos conocidos como el café o las duchas frías. Además, date un garbeo, haz las tareas menos aburridas ese día y evita las comidas pesadas para no dormirte por la tarde

mantenerte despierto en la oficina

El mundo de las oficinas suele estar adaptado al turno de mañana, ya que algunas personas lo consideran el mejor. Eso sí, otras personas se adaptan mejor al turno de tarde, así que lo pasan realmente mal acudiendo por la mañana al trabajo, ya que tienen bastante sueño.

Generalmente, han dormido mal el día anterior y ahora tienen unas ganas increíbles de dormir, aunque no pueden hacerlo porque serían despedidos. Si te ha pasado a ti, no te preocupes, ya que vamos a ver cómo mantenerte despierto en el trabajo si tienes sueño.

Trucos para mantenerte despierto en el trabajo

Este es el truco más viejo que existe, pero funciona realmente bien. Antes de ir al trabajo, debes pegarte una ducha, algo que espero que hagas ya por motivos de higiene. Eso sí, si tienes sueño, prueba a ducharte con agua fría, al menos durante un rato. Es duro, pero te ayudará a tener menos sueño durante el día, al menos en las primeras horas.

Si te estás quedando dormido, debes poner tu cuerpo en movimiento. Levántate de la silla siempre que te lo permita el trabajo y acude a lavarte la cara con agua fría. Además, puedes preguntar alguna cosa a algún compañero, algo que te ayudará a estar algo más activo y evitar dormirte. En casos extremos, es mejor bajar a la calle durante 5 minutos que terminar quedándote dormido.

Otro truco viejo es tomar café, aunque algunas personas dicen que funciona mejor si está frío. En el caso de que no te funcione, toma alguna bebida energética, ya que no solamente tienen cafeína, sino otras sustancias excitantes como la taurina, las cuales te ayudarán a estar alerta durante todo el día.

Si tienes varias tareas para hacer y puedes elegir, haz las tareas más entretenidas en las horas que tengas más sueño. Es mucho más entretenido llamar por teléfono a clientes que hacer un informe, así que haz las llamadas cuando estés más cansado y te despejarás.

Si has superado la mañana, felicidades, has pasado lo peor, aunque no debes relajarte. Todavía quedan las horas de por la tarde antes de poder ir a casa a echarte la siesta. Para no quedarte dormido, haz una comida ligera, ya que las comidas pesadas pueden hacer que te quedes dormido. Además, date un pequeño paseo en el tiempo que sobra, algo que te ayudará a despejarte.

En el caso de que tengas turno partido, aprovecha para echarte una pequeña siesta e ir al trabajo renovado. Así mismo, puedes aprovechar para ir al gimnasio y activarte para las últimas horas de la tarde.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...