¿Cómo aumentar la productividad en el trabajo?

Hay que definir los objetivos que se quieren conseguir, una jerarquización de las actividades más importantes, realizar descansos y evitar los factores negativos que afectan a la productividad como es el caso de revisar los correos y las redes sociales.

En la actualidad, tener un empleo es tener un tesoro, hay que conservarlo y cuidarlo. Los trabajadores tienen que mejorar el rendimiento en la empresa y, por supuesto, tener ganas de trabajar. Hay que evitar el estrés y mejorar la productividad laboral. ¿Cómo? Existen tips para ser más productivo y eficaz en el trabajo, técnicas con las que poder mejorar en un puesto de trabajo.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para desempeñar un trabajo es necesario estar bien descansado. Es muy recomendable que todos los trabajadores hayan dormido entre ocho y nueve horas (nunca menos de 5 horas), además de tener una rutina diaria de sueño.

También es aconsejable pensar previamente lo que se tiene que realizar durante la jornada laboral antes de comenzar a trabajar. Dedicar unos minutos al principio de la jornada de trabajo es fundamental para organizar la tarea de trabajo y dedicarle el 100% de la atención.

En esta misma línea y una vez creada la lista con las tareas que se han de desempeñar es necesario realizar una jerarquía y escoger las actividades más importantes. La jerarquización es vital para conseguir una mayor eficacia en el trabajo. Se puede jerarquizar las tareas a través de un calendario o una agenda y se aconseja ir tachando los objetivos conseguidos.

Obviamente, es muy necesario realizar descansos pequeños entre hora y hora y al finalizar una tarea. Los descansos de pocos minutos son claves para aumentar la productividad y la eficacia en el trabajo. Estar delante del ordenador durante toda la jornada laboral no es aconsejable ya que puede influir negativamente en el rendimiento profesional de un trabajador.

Además, hay que evitar mirar el correo electrónico, Internet o las redes sociales durante la realización de una tarea ya que puede reducir la eficacia en el trabajo. Lo recomendable es revisar el correo y las redes sociales durante el descanso y nunca en mitad de la realización de una tarea. Hay que evitar los llamados efectos externos.

Por otra parte hay que tener en cuenta los aspectos externos que tienen una gran influencia en la eficacia profesional de los trabajadores. En el caso de tener reuniones es recomendable realizarlas una hora después de comenzar la jornada, media hora antes de salir a comer o media hora antes de acabar la jornada, nunca en medio de la jornada laboral ya que puede provocar una gran pérdida de tiempo para el trabajador.

Por último hay que pensar en los elementos que producen estrés: los compañeros, el jefe, la posibilidad de ser renovado o el sueldo, entre otros factores. Una vez reconocidos los factores negativos que influyen en la productividad del trabajador hay que intentar buscar una solución para mejorar la eficacia en el trabajo.

En definitiva, para conseguir una mayor productividad y eficacia en el trabajo es recomendable crear una lista con las actividades que se tienen que realizar, evitar usar las redes sociales y el correo mientras se trabaja y hacer un pequeño descanso cada hora.

VÍA/ bolsaclick

FOTO/ Universidad EAFIT

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...