Buenas noticias, se ha recuperado el 17% de los empleos perdidos por el coronavirus

Volver a reconstruir la economía será un paso difícil, pero constantemente se trabaja en eso

Se comienza a recuperar el empleo en españa

Luego de la finalización del confinamiento y el estado de alarma, las cifras no invitan ni mucho menos al optimismo, debido al discurso triunfalista del Gobierno.

La afiliación media sumó 161.217 individuos en el séptimo mes del año, la mayor subida desde el año 2005 en julio, según el Ministerio de Seguridad Social y el Ministerio del Trabajo.

En total, el dato se fijó en 18,78 millones de afiliados, una cantidad aún muy lejana de los registros anteriores a la crisis del coronavirus, cuando el empleo despuntaba los 19,25 millones.

De manera concreta, ahora hay aún 465.000 empleados menos. Y mirando las estadísticas que se muestran el panorama tampoco es nada satisfactorio: existen 747.656 afiliados

Empleos perdidos durante el coronavirus ahora son recuperados

La desescalada y la recuperación de la actividad económica en el territorio español se comienza a observar en el empleo. Si bien la cantidad de destrucción de puestos de trabajo de los últimos meses es auténtica, bien puede serlo también la de recuperación.

Desde el mes de mayo han sido recuperados los empleos perdidos por el coronavirus.

Así lo ha manifestado José Luis Escrivá quien es el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en su mediación en la Comisión de Trabajo del Senado. Si hasta finales de abril la Seguridad Social dio por perdidos unos 948.000 afiliados, desde inicios de mayo hasta el 15 de junio se recuperaron unos 286.000 afiliados.

Los empleos perdidos se han recuperado en todo tipo de contratos. Por otro lado, el ámbito de edad más beneficiado por la salvación está siendo el “sénior”.

Todo en cuanto al ERTE

Así pues y en cuanto a los expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE) excepcionales por la crisis del año pasado, Escrivá ha mencionado que quedan unos 2,2 millones de empleados amparados a ellos, lo cual les permite percibir unas prestaciones de desempleo a cuenta de la Seguridad Social por las que no pierden paro.

Lo que quiere decir, que 1,1 millones de personas han regresado a la actividad desde que se ocasionó el máximo de trabajadores protegidos, entre el 15 de mayo, con 3,3 millones de empleados.

Cada vez son más los trabajadores que regresan a las actividades

Cada vez más datos señalan que la recuperación económica del país no será en forma de ‘V’ y ni siquiera va a continuar el ritmo de las economías de nuestro entorno.

El mercado laboral de España sólo ha recuperado hasta agosto el 25% del empleo perdido desde el 12 de marzo, cuando fueron cerradas las escuelas y las universidades (3 días luego el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias decretó el estado de alarma), según un informe de Fedea.

Los rebrotes, sin ninguna duda, le han dado duro al sector más importante de la economía española. Por otro lado la OCDE ha avisado de que la economía española es la que presentó menos mejoría en julio de los países desarrollados.

En cambio, Fedea señala en su informe que lo más feo ya pasó y que se ha “tocado fondo”. En su opinión, la recuperación ha comenzado ya en el 2do trimestre al subir el índice de actividad global del PIB.

Claro que hay que señalar el mal avance de sectores como el turismo y sustenta que la recuperación en este sector está “seriamente amenazada” debido a las restricciones asignadas por algunos importantes países emisores de turistas a los viajes a España.

Larga duración

Aparte de la pobre tasa de recuperación de los empleos perdidos debido al fin del estado de alarma, Fedea pone el acento en un histórico inconveniente del mercado laboral español: la precariedad, que no ha sido resuelta por Sánchez luego de 2 años en el Gobierno y pese a sus críticas a Mariano Rajoy.

“Al igual que en anteriores crisis económicas, vuelve a reproducirse uno de los problemas socialmente más costosos y más difíciles de resolver”, menciona Fedea.

La cantidad de parados de larga duración (más de un año) se ha elevado en 208.000 desde el mes de febrero, un 16,8%, mientras el paro de corta duración ha caída considerablemente. El avance que tuvo julio, primer mes entero sin estado de alarma y sin limitaciones a la movilidad, es parecido.

Entre los meses pasados de junio y julio, el paro de corta duración ha extenuado en 133.000 personas, mientras que el de larga duración se ha elevado en 43.000 personas. Los parados con duración entre tres y seis meses son los que más han caído (ciento cincuenta y cuatro mil personas).

El avance de la precariedad laboral ahora mismo deja en papel mojado las críticas de Sánchez a Rajoy con relación a los contratos por tiempo y pone en la mirada las características propias del mercado laboral español.

Los empleos perdidos durante el coronavirus han sido muchos, pero poco a poco se han ido recuperando desde el pasado mes de julio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...