135.000 empleos se verían afectados por la subida del SMI

Hasta 135.000 puestos de trabajo se destruirían por el incremento del SMI

Mientras el Gobierno debate acerca de la conveniencia de subir el Salario Mínimo Interprofesional, más conocido por sus siglas SMI, un estudio arroja una conclusión demoledora acerca del impacto que tendría esta medida en el mercado laboral. Subir el SMI de los 950 euros actuales a los 1.000 euros (divididos en 14 pagas anuales) afectaría negativamente al empleo.

Así lo determina un informe elaborado or Randstad Research con la colaboración de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME). El incremento del 5,3% en el Salario Mínimo Interprofesional conllevaría la reducción de entre 85.000 y 135.000 empleos entre 2021 y 2022. Una situación catastrófica, más aún teniendo en cuenta las consecuencias de la crisis sanitaria y económica del Covid-19 en el mercado laboral.

La cifra incluye tanto los puestos de trabajo destruidos como los no construidos como consecuencia de la subida del SMI. Al mismo tiempo, el estudio estima que más del 50%de la destrucción de empleo se concentraría en aquellos sectores de actividad más castigados por la pandemia del coronavirus: el comercio y la hostelería.

Según este informe, el aumento del Salario Mínimo Interprofesional en un 5,3% supondría un incremento acumulado del 52,6% en el próximo lustro. Desde Cepyme explican que en estos momentos España es el tercer país en el conjunto de Europa con mayor aumento del SMI acumulado, ajustado por paridad de poder adquisitivo, entre los años 2016 y 2020, solo por detrás de Rumanía y Lituania.

Teniendo todos los datos en cuenta, la patronal considera que el aumento en el SMI tendría un impacto «muy lesivo» en sectores que se han visto especialmente castigados por la crisis del coronavirus, así como en los profesionales menos cualificados y en los jóvenes. Estos serán los colectivos que se encontrarán con mayores dificultades no solo para encontrar empleo, sino también para conservar el que tienen.

Además, la patronal hace especial hincapié en que la subida del Salario Mínimo Interprofesional que solicitan los principales sindicatos se plantea en un momento muy complicado para la economía de España, y en una situación en la que muchas empresas, sobre todo de pequeño y mediano tamaño, están en estado crítico. Y recuerda que el ejercicio 2020 se cerró con la pérdida de más de un millón de empleos a nivel nacional.

Mientras la patronal defiende congelar el SMI por el impacto negativo que la subida tendría en la economía y en el mercado laboral, los sindicatos piden una subida de al menos 1,8%.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...