Trabajo social, trabajo solidario

trabajo social, trabajo solidario

''Ayudar al que lo necesita no sólo es parte del deber, sino de la felicidad'' José Martí

Se entiende el trabajo como algo productivo, de lo que sacamos provecho y rentabilidad material y económica. Pero trabajar con personas, cambia radicalmente esta percepción tangible. El trato entre humanos requiere de una atención, comprensión, entendimiento y satisfacción al que no se iguala en una empresa industrial, por ejemplo. La ‘recompensa’ por el esfuerzo realizado es inmediata, recibes respuesta por parte de la persona a la que estás ayudando, y eso, anima y motiva para volver cada día al trabajo son una sonrisa.

Hablamos de los trabajos sociales. Aquellos en los que se necesitan personas cualificadas (o no) en diferentes áreas para tratar problemas humanos de distinta índole. Desde la exclusión social, drogradicción, problemas físicos y psicológicos, etc. Hasta el cuidado de ancianos, organización de actividades para grupos o el reparto de alimentos desde una organización de ayuda humanitaria. Depende del problema, el profesional deberá atender unas necesidades u otras, seguir un tratamiento, llevar un control…

Otra de las opciones para el trato con personas, por la ayuda y participación, puede ser el voluntariado. Ser voluntario implica emplear tu tiempo libre en ayudar a los demás. Porque cada persona es válida para algo, pero sobre todo, todos somos válidos para ayudar a los demás. Hay organizaciones como Cruz Roja, la Asociación Española contra el Cáncer o Cáritas, que contribuyen a mejorar la calidad de vida de muchas personas, y están al mando de varios proyectos. En sus páginas web puedes encontrar información relevante a la organización, quiénes son, qué hacen y cómo lo hacen; así como seguir los proyectos en los que participan y colaboran, el seguimiento que hacen sobre cada uno de ellos. Y por supuesto, puedes hacerte socio, aportar donaciones o ser voluntario a través de dichas organizaciones.

También existen proyectos concretos en los que uno puede participar, económicamente hablando, porque requieren de un impulso para al avance de la investigación. Es el caso de Proyecto Lázarus. Se trata de una asociación creada recientemente e impulsada desde Valencia, que tiene el objetivo de potenciar la investigación para la cura de las lesiones medulares. Puedes ver la comunicación realizada a través del vídeo, así como seguir la información a través de su cuenta en Twitter y Facebook.

Todas estas opciones muestran la importancia y el valor que tiene la ayuda de persona a persona. Porque la igualdad no existe y la utopía de alcanzarla es lo que alimenta y da vida a estas iniciativas.

FOTO: Presidencia Perú

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...