El porcentaje de jóvenes que no estudia en España es crítico

Son mucho los jóvenes en España que ya no tienen motivación por los estudios

Muchos jovenes españoles ya no desean estudiar más

Formarse de manera educacional hasta llegar a ser un profesional ha sido una de las metas propuestas por la mayoría de jóvenes alrededor del mundo, pero en  España la mayoría de los jóvenes no estudian ni poseen intensiones de hacerlo a corto plazo, estas cifras han ido en aumento, lo que ha generado un impacto negativo en muchos aspectos.

Incorporar a los jóvenes a la escuela, ha sido una de los planes más difícil de llevar a cabo, la necesidad de conseguir un empleo han hecho que los jóvenes decidan si acudir a la escuela, o destinar la mayoría de su tiempo a obtener un trabajo que resulte rentable para ellos. El informe Indicadores comentados sobre el estado del sistema educativo español 2019 ha llegado a la razón principal de esta problemática.

La huida de las aulas no se debe del todo a las posibilidades de empleo

El informe engloba a jóvenes de entre 15 y 24 años que han abandonado sus estudios, sin embargo muchos de estos, mejor dicho casi todos, han considerado que los estudios son claves para llegar a un mejor nivel en el mundo laboral, sin embargo aunque la concientización está presente, muchos de ellos no considera la posibilidad de acudir nuevamente a las aulas de clases.

Los aspectos salariales influyen en la vuelta a las aulas

Los niveles de los salarios también empujan a los jóvenes a buscar alguna manera para profesionalizarse. Los jóvenes que se encuentran trabajando en la actualidad reconocen que mientras más estudios posean, mayor serán los salarios, por lo que es de alguna manera un incentivo para la población juvenil para el regreso a las aulas, profesionalizarse lleva a tener mayor seguridad y estabilidad laboral.

Un empleado con un master gana alrededor de 2.900 euros al mes, mientras que los que apenas culminaron la educación obligatoria ganan 1.260 euros. Además, de que los primeros mencionados tienen mayor facilidad de incorporarse a cualquier puesto laboral, las posibilidades son muchos más altas que los que no poseen alguna profesionalización, los estudios universitarios garantizan menor exposición al paro.

Aunque los estudios han sido indispensables para obtener mayores beneficios laborales, la mayoría de los jóvenes españoles han decidido dejar esta opción de lado, al menos momentáneamente, los factores como la rigidez del sistema educativo actual, han llevado a dejar en segundo plano la posibilidad de profesionalizarse a nivel universitario, lo que genera impactos negativos en la sociedad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...