Cómo encontrar trabajo en Internet

Internet no es la panacea: ni aumenta las ofertas laborales ni convierte a un candidato mediocre en atractivo para las empresas. Sin embargo, reúne en un solo medio una serie de herramientas que ayudan a encontrar empleo y abarata y dota de eficiencia su búsqueda. Además, el aspirante adquiere un valor añadido que muchas empresas tienen en cuenta: tiene conexión a Internet y correo electrónico, lo que implica, a priori, familiaridad con un entorno cada vez más valorado en muchos trabajos.

Globalización

Globalización

Los tiempos han cambiado una barbaridad. Internet y el correo electrónico son medios cada vez más utilizados por las empresas en sus procesos de selección, y el candidato pierde una buena fuente de oportunidades si prescinde de la Red para encontrar un trabajo. Internet permite el acceso a enormes bolsas de empleo y facilita el contacto entre empresas y trabajadores, pero no evita al demandante el esfuerzo .

Internet acorta las distancias entre los que ofrecen empleo y los que lo solicitan y presenta, a priori, una serie de incuestionables ventajas para ambos: comodidad, inmediatez, ahorro de dinero y tiempo, amplitud de la oferta, mayores posibilidades de búsqueda, etc. Las expectativas son tan grandes que nadie está dispuesto a perder el tren tecnológico: ni los departamentos de recursos humanos, ni las Empresas de Trabajo Temporal (ETT), ni los propios demandantes de empleo.

Porque para el demandante de empleo, Internet es mucho más que una herramienta para buscar trabajo. Las páginas dedicadas al mercado laboral suelen incluir muchos servicios añadidos:


Clasificación de ofertas por sectores de actividad, zonas geográficas, remuneración, etc. Búsqueda de empleo por palabras clave y otros criterios. Posibilidad de ‘colgar’ una carta de presentación y el currículo, así como actualizar ambos en cualquier momento. Consejos para la elaboración del currículo. Ayuda para su redacción (formatos y plantillas de CV), corrección y traducción.

Consejos profesionales sobre cartas de presentación, entrevistas de trabajo, tests, etc. Consultas legales sobre contratos, despidos, prestación por desempleo, etc. Envío de alertas (nuevas ofertas de empleo) por correo electrónico según los criterios seleccionados. Noticias y reportajes sobre el mercado laboral, así como información sobre cursos, becas, oposiciones, etc. Contacto con otros candidatos a través de foros.

  • Portales de empleo

Son sin duda el punto de partida. Normalmente cuentan con las bases de datos más extensas y es donde suelen acudir las empresas a ‘ojear’ currículos. Los cinco más importantes actualmente en España (Infojobs, Monster, Laboris, Trabajos.com e Infoempleo) son los analizados a fondo en este informe.

Pero el listado es inagotable (Trabajo.org, bolsadetrabajo.com, trabajos.com, CompuTrabajo, OficinaEmpleo, Untrabajo.com…), con lo que resulta útil visitar páginas como La Linea, ecomur.com, Webempleo.org o 5campus.org que agrupan información, enlaces y recursos sobre el empleo en Internet. Canal Empresa ofrece un completo informe comparativo.

Buscar en la red

Buscar en la red

Para buscar trabajo fuera de España, también son interesantes Jobpilot, CareerBuilder, Careersite.com, StepStone, Topjobs o el America’s Job Bank. Y en Latinoamérica, Laborum.com, LatPro, Empleate.com o Ltj.com.

  • Sitios especializados

El demandante que tiene claro el área en el que desea trabajar debe acudir a portales especializados: prácticamente cada sector tiene su página de empleo, aunque, estando en Internet, lo que más abunda son bolsas de trabajo de informática y tecnología: Tecnoempleo en España o Computerjobs en EEUU son sólo dos ejemplos. También destacan los sites para trabajos relacionados con las finanzas, pero las ofertas para periodistas, médicos, veterinarios, etc., también encuentran su sitio en la Red.

La especialización no sólo tiene que ver con la actividad. Así, se pueden encontrar bolsas de trabajo para directivos, freelance, empleos a tiempo parcial o para gente sin experiencia.

  • Anuncios clasificados

Las publicaciones de anuncios clasificados también han dado el salto a la Red. El Grupo Anuntis, editor de periódicos gratuitos y publicaciones especializadas sobre inmobiliaria, motor y empleo está presente en Internet con Segundamano, que también tiene su sección de trabajo en Internet, que completa con el portal Mercado de Trabajo, perteneciente a la inmensa red de Trader.com

Al calor de la Red, han nacido también sitios de anuncios clasificados y páginas amarillas online como maimai.com, Clasificalia (del Canal IP) o Clasifica con sus correspondientes bolsas de trabajo.

  • Trabajo Temporal

Otra alternativa para localizar empleo en Internet es visitar las páginas de las ETT. Algunas como Randstad ofrecen consejos para solicitar empleo e información para trabajadores temporales, pero otras funcionan casi como portales, con recursos tanto para empresas como para demandantes. AGETT agrupa seis grandes empresas de trabajo temporal; Interempleo, Manpower, Adecco o Temps son otros ejemplos de ETTs con presencia en Internet.

  • Empleo público

Para buscar un trabajo ‘para toda la vida’ se puede visitar la página del INEM, donde es posible introducir el currículo en la base de datos de la Unión Europea u obtener información sobre cursos de formación, modalidades de contratos, prestaciones por desempleo, estadísticas, legislación, etc. El mes pasado, INEM puso en marcha la iniciativa Contrat@, para la comunicación de nuevas contrataciones a través de Internet (en el primer mes recibió 8.260 nuevas contrataciones), lo que deja a los funcionarios más tiempo para atender a los demandantes de empleo.

También resulta útil visitar la página del Ministerio de Administraciones Públicas dedicada al empleo público, donde se pueden consultar ofertas, becas u oposiciones. Asimismo, el Portal del Ciudadano (Administracion.es) cuenta con una sección para localizar convocatorias por organismos o por provincias.

Casi todos los portales de trabajo tienen su sección específica sobre empleo público y otros, como Empleopublico.net, sirven para buscar ofertas exclusivamente en este terreno.

Webs de empleo

Webs de empleo

  • Empresas

Sin duda, una fórmula interesante para buscar trabajo es acudir directamente al sitio web de la empresa en la que el demandante está interesado. Es raro no encontrar un enlace en el que consultar los puestos vacantes e incluso poder enviar el currículo. Sin embargo, tampoco es extraño que estos departamentos de RRHH virtuales sean del todo ficticios, pues a menudo las empresas no los actualizan y en ocasiones mantienen ofertas para ‘aparentar’ crecimiento cuando están echando gente por la puerta trasera. Para visitar la página de una empresa simplemente hay que teclear en el navegador su nombre seguido de .com o .es, puesto que si es medianamente importante tendrá reservado alguno de esos dominios.

Ventajas e inconvenientes

Para empezar, Internet sirve para buscar empleo sin salir de casa, con todo lo que esto implica en cuanto a ahorro de tiempo y dinero. Se ahorra dinero en la compra de periódicos, impresión de currículos, sobres, sellos y desplazamientos. Y, en un solo portal de empleo, el candidato coloca su currículo a disposición de centenares de empresas, el equivalente a emplear varias semanas en recorrer sus sedes o localizar sus direcciones y enviar cartas. Pero hay otras muchas ventajas:

  • Amplia oferta de trabajo. Por medio de las ediciones electrónicas de los periódicos, los anuncios clasificados, los portales de empleo o las propias empresas, Internet aglutina buena parte de la oferta laboral. Es posible buscar trabajo en cualquier parte del mundo sin levantarse de la silla.
  • Facilidad de búsqueda. Las pesquisas en la web son más directas, pues no se trata de recorrer, como en las páginas de los periódicos, los listados de ofertas, sino de rastrear vacantes filtradas por cualquier criterio de interés: sector, cargo, zona geográfica, e incluso empresa.
  • Agiliza la comunicación entre empresas y postulantes.
  • Las empresas pueden publicar los anuncios inmediatamente, y las ofertas quedan disponibles 24 horas al día siete días a la semana, lo que supone grandes ventajas de actualización y gestión y, para el demandante, no limitar la búsqueda a los suplementos dominicales.
  • Los candidatos pueden enviar sus currículos mediante correo electrónico (un sólo mensaje puede ir dirigido a varias empresas), o colgarlos en la web, donde se utilizan formularios estandarizados que se pueden actualizar en cualquier momento. Además, es posible colgar varios currículos en la misma página, dependiendo de la oferta a la que vayan dirigidos.
  • Los demandantes realizan un seguimiento de las ofertas de su interés, e incluso reciben en el buzón electrónico (o teléfono móvil) cualquier novedad sobre su demanda o anuncios recientes. Así, es posible buscar empleo de forma pasiva, sin dedicar a ello toda la jornada.

No es tan fácil encontrar inconvenientes, pero sí cabe mencionar algunos:

  • En países como España, el porcentaje de población conectada sigue siendo escaso, con lo que el público destinatario de la oferta laboral es limitado.
  • Del mismo modo, no todas las empresas, ni siquiera todos los sectores, han abrazado Internet para contactar con los candidatos. Así, es mucho más fácil acceder a ofertas laborales relacionadas con las nuevas tecnologías que a cualquier otra.
  • En ocasiones, los datos pueden caer en manos de desaprensivos que trafiquen con ellos. El usuario deberá asegurarse de que su información personal será tratada de manera confidencial.
  • Las empresas apuntan como inconveniente la posibilidad de que a través de la Red lleguen muchos solicitantes que no cumplen los requisitos exigidos, problema que se controla mejor en webs de empleo especializadas.

El trabajo basura, que demasiado a menudo llega a través de las bolsas de trabajo online, no hay que considerarlo nunca un problema propio de Internet. Sí son culpables de negligencia, sin embargo, los sites de empleo que bombardean al candidato con ofertas que poco o nada tienen que ver con su perfil.

Fuentes:

INEM

AGETT

Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...