Cambios producidos por el COVID 19 en los empleos y a los que debes adaptarte

El COVID 19 ha hecho que los trabajo den un cambio radical y debes adaptarte a estos cambios

Estos son los cambios más importantes en los empleos causados por el COVID 19

Si tu lugar de trabajo ha sido cerrado durante un tiempo por razones afines con el coronavirus, realiza un plan para la vuelta al trabajo que tenga en consideración la salud y la seguridad. En su plan debe tener presente lo siguiente:

Actualiza tu evaluación de riesgos según se ha descrito anteriormente y consulte el documento COVID-19: orientación para el lugar de trabajo.

Ajusta la distribución del sitio de trabajo y la organización del trabajo para disminuir la transmisión del coronavirus antes de retomar plenamente la actividad y de que todos los trabajadores vuelvan a sus empleos.

Debes considerar la opción de volver al trabajo por etapas para que se puedan efectuar los ajustes. Es importante que los empleados estén al tanto sobre los cambios para que así sea sencillo adaptarse a los nuevos procedimientos y formación, si fuera necesario, antes de que vuelvan al trabajo.

Los empleos y sus cambios tras el Covid-19

Presta mucha atención a los empleados de alto riesgo y prepárate para proteger a los más delicados, como personas mayores y con enfermedades que sean crónicas (como problemas pulmonares, diabetes, hipertensión, o cardíacos, o que se estén sometiendo a un tratamiento contra el cáncer)

Por otro lado, se les debe prestar mucha atención a las trabajadoras embarazadas. Tenga presente también a los trabajadores con familiares cercanos de alto riesgo. Puedes considerar la posibilidad de brindar apoyo a los empleados que puedan tener ansiedad o estrés.

Por ejemplo, los gerentes pueden preguntar con regularidad a los empleados por su estado, se pueden facilitar intercambios o acercamientos entre compañeros, hacer cambios en la organización y en las tareas de trabajo, así como servicio de coaching o programas de asistencia, esto es realmente necesario en los empleos.

Debes ser consciente de que es posible que los empleados hayan vivido situaciones traumáticas, como una enfermedad grave o la muerte de un familiar o amigo, o que tengan problemas económicos o problemas en sus relaciones personales.

¿Qué sucede con los empleados que regresan a su trabajo?

Los empleados que vuelvan al trabajo luego de un lapso de aislamiento, ya sea como medida individual o como parte de un aislamiento grupal o colectivo, es posible que estén inquietos, especialmente sobre el riesgo de infección.

Estas inquietudes, especialmente si ha habido cambios en el trabajo, pueden generar estrés y problemas de salud mental. Cuando se aplican medidas de distanciamiento social, estos problemas son más factibles.

Lo anterior se debe a que parte de los mecanismos de supervivencia, como el espacio personal o el hecho de compartir los problemas con otras personas, no están disponibles.

Es bueno que se facilite información dentro de los empleos sobre las fuentes públicas disponibles de asistencia y asesoramiento. Mental Health Europe posee información sobre cómo cuidar de su salud mental y hacer frente a la amenaza de la COVID-19.

Los empleados pueden estar inquietados por una mayor probabilidad de infección en su empleo y es posible que no deseen regresar. Es de relevancia entender sus inquietudes, facilitar información sobre las medidas tomadas y la asistencia a su disposición.

Cuidar de los empleados que han estado enfermos

Según la Organización Mundial de la Salud, (OMS) los síntomas más comunes del coronavirus son fiebre, tos seca y fatiga. Algunas personas se infectan, pero son asintomáticas por lo que no desarrollan síntomas y no poseen malestar.

Casi todas las personas (aproximadamente el 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de un tratamiento en particular. Aproximadamente 1 de cada 6 personas con el COVID-19 presenta enfermedad grave y dificultades para respirar.

Las personas mayores y aquellas que tengan problemas médicos subyacentes, como, problemas cardíacos, hipertensión o diabetes, es más posible que desarrollen la enfermedad grave.

Procura que en tu empleo te consideren si has tenido una enfermedad grave

Las personas que han tenido una enfermedad grave necesitan una consideración especial, incluso luego de haber sido declaradas como aptas para regresar a su empleo. Hay indicios de que los pacientes con coronavirus pueden presentar una menor capacidad pulmonar luego de un episodio de la enfermedad.

Es posibles que los empleados en este escenario necesiten una adaptación del empleo y tiempo de excedencia para someterse a fisioterapia. Los empleados que han estado en cuidados intensivos pueden enfrentarse a dificultades determinadas.

El médico del trabajador y el servicio de salud en el trabajo, en caso de que esté disponible, debe facilitar recomendaciones sobre la manera y el calendario de regreso a su empleo:

Debilidad muscular: Es más peligroso cuanto más prolongada es la estancia en cuidados intensivos. Una menor capacidad muscular también se manifiesta, por ejemplo, en forma de síntomas respiratorios.

Otro fenómeno frecuente pero menos común es el síndrome poscuidados intensivos (PICS). Se calcula que se origina en el 30-50 % de las personas ingresadas en cuidados intensivos y se compara al trastorno por estrés postraumático.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...