Así se financia el actual sistema de pensiones

Conoce el sistema como se financia el sistemas de pensiones

Este es el modelo actual de pensiones

La Seguridad Social ofrece a las personas un sistema de pensiones, un modelo por medio del cual el Estado garantiza las prestaciones suficientes a todos aquellos trabajadores que tengan las condiciones requeridas para acceder a ellas. La particularidad del sistema es que es de carácter público y es financiado por las personas que se encuentran activos y son actuales cotizantes, lo que quiere decir que se encuentran trabajando.

¿Cómo funcionan los sistemas de pensiones?

Contrario a lo que muchos piensan, este sistema de pensiones no es el único que existe, ya que España cuenta con varios modelos desinados a la previsión social. Gran parte de los países europeos han creado sistemas alternos, en los cuales ofrecen que el Estado asuma el pago de una parte de las prestaciones, mientras que la otra parte va por cuenta del trabajador quien da su contribución a través de ciertos planes de pensiones, también conocidos como planes de previsión o prevención social empresarial.

Como ves, los sistemas de pensiones están sujetos a tres pilares, los cuales no se desarrollan de la misma forma en todos los países, llegando a ser un modelo de prevención social que de alguna u otra forma, permiten que la responsabilidad y el funcionamiento de la Seguridad Social sea más llevadero.

A continuación, te contamos cuales son las bases del actual sistema de pensiones:

Ahorro individual

Funciona con productos de ahorro e inversión destinados a un objeto específico, en este caso la jubilación, lo que suele llamarse planes de pensiones. Este tipo de método de contribución por lo general es voluntario y de capitalización, lo que implica ciertas ventajas fiscales. Para disfrutar de este sistema de pensiones, se debe cumplir con algunos requisitos que aseguren que a la larga se podrá disfrutar del capital, como estar desempleado u optar por la jubilación.

Prevención social empresarial

Las personas que trabajan para empresas en calidad de empleados, pueden optar a estos sistemas de prevención social, de allí que se orienta a sumar un capital paralelo a la pensión de carácter público. Este modelo funciona con un esquema de capitalización al igual que el anterior, lo que quiere decir que los aportes realizados por la empresa en favor del trabajador se irán sumando hasta llegar a constituir finalmente, las prestaciones del trabajador una vez que cumpla el período máximo en un cargo.

Cobertura del Estado

En la mayoría de países existe este sistema de pensiones, el cual suele ser asumido por un ente público bajo órdenes del Estado. Este tipo de sistema de pensiones cubre cualquier tipo de circunstancia adversa que pase el trabajador: invalidez, incapacidad temporal o desempleo.        

Estas pensiones que funcionan para el público en general, pueden ser financiadas por medio de las prestaciones que acumule toda aquella persona que haya aportado su trabajo al sistema; aunque también pueden ser no contributivas, creadas con el fin de cubrir las necesidades básicas a toda aquella persona que no haya cotizado por diversos motivos.

Este sistema de pensiones se caracteriza por una estructura de reparto, donde los cotizantes o trabajadores activos financian con sus pagos, los fondos destinados a quienes gozan en la actualidad de pensiones. Igualmente es proporcional, ya que dichos montos recibidos en las pensiones van acordes a las cotizaciones con las que cumplió una persona a lo largo de su vida como trabajador. Además, es un sistema contributivo ya que si no se ha aportado para sostener una pensión por jubilación, la persona goza del servicio de sanidad y una pensión no contributiva.

¿En qué te beneficia una pensión?

Contar una pensión puede llegar a ser muy útil cuando culminas tu vida laboral, pues es una forma de contar con dinero cuando ya por motivos de edad, salud o cualquier otro tipo de circunstancia, como el tiempo para desenvolverte en determinado trabajo, te impida o condicione para seguir laborando. Por dicho motivo se ha creado este tipo de instrumentos individuales orientados a acumular un capital que sea tu apoyo cuando llegues a jubilarte.

En España no es de carácter obligatorio, pero si implican un conjunto de incentivos fiscales que les permiten a los trabajadores contar con pensiones públicas, por medio de esta herramienta. Por ello, todos los aportes que se realicen a determinado sistema de pensiones, pueden ser deducidos por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en un máximo del 30% y de 8.000 Euros, los cuales corresponden a los rendimientos íntegros de las actividades económicas o del trabajo que lleve a cabo el contribuyente.

La meta con estos sistemas de pensiones es que los trabajadores puedan tener la certeza y la garantía de una vida digna al dejar de trabajar, y de esta forma complementar lo que le representen sus ahorros personales. Aunque la mayoría de países en el mundo cuentan y ofrecen con sistemas de pensiones, en cada caso, se manejan políticas y condiciones muy diferentes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...