Se cumplen dos años de la reforma laboral en España

Dos años después de su aprobación, la reforma laboral del Gobierno deja 214.606 parados más y un mercado laboral cada vez más precario.

Hoy se cumplen dos años desde que el Gobierno aprobó la reforma laboral, una de sus medidas estrella. Dos años en los que no se ha cumplido el principal objetivo de la reforma laboral, generar empleo, en los que el mercado laboral se ha precarizado todavía más, en los que han bajado los sueldos de los españoles y las indemnizaciones por despido y en los que no han dejado de caerle palos de todas partes, tanto de sus detractores como de organismos internacionales -Europa, FMI…- que abogan por flexibilizarla más.

Pero empecemos por el principio, por la creación de empleo. Los datos del paro de enero de 2012 hablaban de 4.599.829 desempleados inscritos en las oficinas del SEPE; mientras que los últimos datos conocidos, los de enero de 2014, la cifra llega a los 4.814.435; o lo que es lo mismo, hoy hay 214.606 parados más que cuando se aprobó la reforma laboral. Todo ello sin contar a los desempleados que no figuran como inscritos en las oficinas del SEPE o a los que han decidido emigrar en busca de un empleo.

Otro de sus efectos ha sido la precarización del mercado laboral, algo que los datos del paro se encargan de recordarnos mes a mes. La contratación indefinida ha caído drásticamente, mientras que la contratación temporal y los contratos de formación y aprendizaje han sido los más favorecidos, especialmente en las grandes empresas. También se ha abaratado el despido, y la indemnización media está en 26 días por año trabajado. El 10% de despidos han recibido el mínimo legal, 20 días por año.

El único objetivo que parece haber cumplido ha sido el de “moderación salarial”, eufemismo con el que el Gobierno se refiere a la bajada de los salarios que debía redundar en la creación de nuevos empleos, -algo que como hemos visto no ha pasado, y para ganar competitividad en el mercado exterior, uno de los pocos tantos que se puede apuntar el Ejecutivo. Desde febrero de 2012, los salarios se han reducido un 10% de media.

Vistos los resultados, sindicatos y oposición han insistido al Gobierno en la retirada de la reforma laboral, mientras que organismos como el FMI, la OCDE o las instituciones europeas piden una nueva reforma que, por ejemplo, facilite todavía más el despido. Pero la única capaz de minimizar sus efectos ha sido la justicia, que puso en entredicho el contrato para emprendedores, una de las medidas estrella de la reforma laboral, o anuló el primer ERE que se acogió a ella. El tiempo dirá si el Gobierno acertó con la reforma laboral o no, pero por ahora cuesta encontrar efectos positivos.

Foto: Phillie Casablanca

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...