Reducción voluntaria de la jornada laboral

La jornada laboral puede ser reducida un 12,5% lo que significaría 1 hora diaria si la jornada laboral es de 8 horas, y hasta un máximo del 50% que implicaría trabajar sólo la mitad del tiempo habitual. Siempre dentro de los horarios habituales de trabajo y cumplimentando unos pasos para su solicitud.

La reducción de jornada, un beneficio para trabajadores con cargas familiares

En ocasiones de necesidad de conciliación entre el trabajo y la familia, especialmente, ante el nacimiento o enfermedad de los hijos, los trabajadores se encuentran en la necesidad de disminuir temporalmente la cantidad de horas que trabajan a diario.

Y, afortunadamente, la Ley contempla estas situaciones para otorgar al trabajador la posibilidad de reducir su jornada entre un 12% y un 50% aunque la disminución salarial será acorde a la misma.

Un empleado puede solicitar una reducción de jornada mediante una fórmula intermedia entre una excedencia que permite ausentarse de su trabajo durante un periodo determinado y cambiar los horarios de trabajo.


Así, la jornada laboral puede verse reducida un 12,5% lo que significaría 1 hora diaria si la jornada laboral es de 8 horas, y hasta un máximo del 50% que implicaría trabajar sólo la mitad del tiempo habitual.

Ya que la reducción voluntaria de la jornada laboral es un derecho de los trabajadores que ha sido recogido en el Estatuto de los Trabajadores (art. 37.5), se encuentra reglamentado y, por ende, sólo pueden acceder a él los empleados que se encuentren -y puedan justificar- las siguientes situaciones:

  • Tener la guardia legal de un hijo, biológico o adoptado, menor de ocho años.
  • Estar al cargo de un familiar de hasta segundo grado de consanguinidad (hijos, padres, hermanos, abuelos o nietos) que requiera asistencia y no trabaje.
  • Ser responsable de una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial que no trabaje.

Normalmente se relaciona la posibilidad de la reducción de la jornada laboral a las trabajadoras pero la fórmula no es exclusiva de las mujeres puesto que el único requisito a cumplir es encontrarse en una de las situaciones descritas anteriormente, mismas que no distinguen entre géneros.

La concesión de este derecho por parte de la empresa no puede estar supeditado a normas internas de la misma y aunque es usual escuchar que «hay que esperar» el momento en que otro trabajador/es dejen de gozar de la reducción de jornada, se trata pura y exclusivamente de una excusa fundada en una mal interpretación de la norma.

En la parte final del art. 37.5 del Estatuto de los Trabajadores dice que si dos o más empleados de la empresa generan el derecho de reducción por la misma persona el empresario tiene la potestad de limitar su disfrute. Pero la limitación se refiere a familiares que trabajan en la misma empresa y solicitan la reducción de jornada en la misma; un caso bastante atípico.

  • Duración y sueldo:

Quien sea beneficiado con la reducción de jornada podrá hacerlo hasta que el menor cumpla ocho años o hasta que el familiar o persona discapacitada a su cargo deje de estarlo o su guarda legal pase a manos de otras personas.

Para finalizar con el beneficio, el trabajador debe avisar a la empresa con al menos 15 días de antelación, pero en caso de continuar con la jornada reducida deberá renovar el acuerdo y repetir el envío del comunicado con que solicitó el beneficio.

Cada vez que renueve el convenio deberá elegir el coeficiente de reducción de jornada e informar cómo quedará diseñado su nuevo horario laboral que es potestad del trabajador y no del empleador. Sin embargo, la jornada reducida deberá estar dentro de los horarios de su habitual jornada de trabajo, caso contrario, la empresa está en su derecho de no aceptar la reducción.

Así, si un empleado tiene una jornada laboral de 6 hs a 14 hs, no podrá cambiar y reducir su jornada a horas de la tarde a menos que la compañía acepte esa negociación.

El salario irá acorde al porcentaje de la reducción y se reducirá en igual medida, no afectando esta situación a la liquidación final del trabajador en caso de finalización del vínculo laboral.

Fotografía: library_mistress en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...