¿Qué es el PIRMI?

La Renta Mínima de Inserción(RMI), más conocida como PIRMI, es una ayuda económica que la Generalitat de Cataluña pone al alcance de aquellas familias que no ingresan suficiente dinero para subsistir y que, dadas sus condiciones, no tienen derecho a ninguna otra prestación. Las condiciones para recibir esta prestación se han endurecido en los últimos meses, lo cual la ha llevado a protagonizar los titulares de los periódicos. Hoy la conocemos mejor.

Renta Mínima de Inserción

La Renta Mínima de Inserción (RMI), más conocida como PIRMI, es una ayuda económica que la Generalitat de Cataluña pone al alcance de aquellas familias que no ingresan suficiente dinero para subsistir y que, dadas sus condiciones, no tienen derecho a ninguna otra prestación. Su importe es de entre 400 y 500 euros que, hasta hace muy poco, se percibían mensualmente sin límite temporal. Eso significaba que sólo dejaba de recibirse en el momento que la unidad familiar incumplía alguno de los requisitos para ello, como por ejemplo el nivel de ingresos.

Y es que, como se intuye, las condiciones para recibir el PIRMI se han endurecido durante los últimos meses, lo cual no ha sido bien recibido por parte de la sociedad catalana. Sobre todo, ONG’s y movimientos sociales varios. Hasta el pasado verano para tener derecho a esta ayuda era necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar empadronado en Cataluña.
  • Haber vivido en dicha comunidad de forma continuada por más de un año.
  • Que la persona solicitante o unidad familiar constituya un hogar independiente desde un año antes de la fecha en que se presenta la solicitud.
  • Tener entre 25 y 65 años.
  • Como se sobreentiende por el nombre, es también condición no disponer ingresos suficientes para subsistir y, además, no haber recibido más dinero del que se corresponde al PIRMI durante los 12 meses anteriores a la solicitud.
  • El PIRMI no es compatible con ninguna otra ayuda.
  • Las mujeres que hayan entrado en Cataluña para evitar malos tratos y se encuentren en situación de pobreza severa también pueden recibir esta prestación.


En los últimos meses algunas de estas condiciones se han vuelto más severas, hasta el punto que un 19% de las 34.000 personas que recibían hasta ahora esta ayuda han dejado de percibirla. Los puntos endurecidos son los siguientes:

  • La residencia en Cataluña por parte del solicitante no debe remontarse solo a 12 meses antes de la solicitud, sino a dos años.
  • Es obligatorio residir de forma permanente en Cataluña mientras se recibe la prestación.
  • El plazo máximo para percibir esta prestación es de sesenta mensualidades, a excepción de aquellas personas que tengan 60 años o más, que pueden seguir cobrando el PIRMI hasta los 65.

Según la Generalitat, se quiere así asegurar que los beneficiarios de esta ayuda realmente la necesitan y no se acomodan en la situación de recibirla, pues está pensada como un apoyo temporal mientras se trabaja en la mejora de la situación socio-laboral de la familia o persona. Por tanto, la recepción del PIRMI está ligada al soporte y seguimiento continuado por parte de diplomados en Trabajo Social y educadores sociales.

Otros factores a considerar sobre el PIRMI es que se empieza a percibir desde el momento de su aprobación (y no con carácter retroactivo desde el momento de su solicitud, como otras ayudas) y que no tiene ningún coste económico para el beneficiario. Para más detalles, os remitimos al Departamento de Bienestar Social y Familia de la Generalitat de Cataluña.

Fuentes: Ajuntament de Terrassa, ValorYprecio, El Periódico, ADN.

Foto: Euro Denominations por Images_of_Money en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 3
Loading ... Loading ...