Novedades para los nuevos autónomos en 2015

El 10 de octubre entra en vigor la reforma de la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y de la Economía Social, con medidas que afectan al cobro del paro o la tarifa plana.

autonomo

Una de las consecuencias de la crisis ha sido el incremento del número de autónomos en nuestro país. Durante los últimos años nos hemos cansado de oír aquello de que para salir de la crisis era necesario emprender, y muchas de las personas que se quedaron sin trabajo por culpa de la crisis decidieron dar el paso y convertirse en autónomos. Ahora, todos los parados que se reconviertan en autónomos tendrán derecho a cobrar el paro 9 meses mientras trabajan por cuenta propia, una posibilidad que hasta ahora solo estaba reservada a los menores de 30 años.

Esta es una de las medidas que entrarán en vigor a partir desde este 10 de octubre con las que el Gobierno pretende impulsar el autoempleo y mejorar las condiciones de los trabajadores por cuenta propia. La posibilidad de cobrar el paro durante los 270 primeros días en los que se trabaje de forma autónoma permitirá a estos profesionales solucionar, aunque sea parcialmente, problemas como el del acceso a la financiación de sus proyectos.

La posibilidad de cobrar el paro los primeros meses en los que se trabaja de manera autónoma es una de las medidas estrella de la nueva Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y de la Economía Social, y no deja de ser curioso que entre en vigor a poco más de dos meses de las elecciones. Podrán beneficiarse de ella todos los autónomos salvo, como es lógico, los que hayan obtenido el pago único de la prestación por desempleo en los 24 meses previos.

Tarifa plana

Otra de las medidas destacadas para facilitar el acceso al autoempleo fue la tarifa plana en las cuotas a la Seguridad Social para los nuevos autónomos. Aunque en principio era una medida que solo afectaba a lo menores de 30 años, pronto se suprimió el límite de edad, y ahora se ha vuelto a modificar. La novedad más importante es que, para los trabajadores que coticen el mínimo, los seis primeros meses solo pagarán una cuota de 50 euros, en vez de los 53,24 que se pagaban hasta ahora.

Los autónomos que prefieran la cotización más alta podrán acceder a una bonificación del 80% los primeros meses. Los hombres de más de 30 años y mujeres mayores de 35 tienen 18 meses con las cuotas bonificadas: el primer semestre pagan 50 euros, el segundo tendrán una bonificación del 50% y en los seis últimos meses pagan el 80% de la cuota. Los hombres menores de 30 y mujeres menores de 35 mantienen sus beneficios, ya que además de estas bonificaciones solo tendrán que pagar el 70% de la cuota durante un año más, alcanzando así los 30 meses de bonificación.

Con la reforma que entra en vigor este 10 de octubre, la posibilidad de acceder a la tarifa plana se abre a nuevos colectivos, como los autónomos que contraten trabajadores -antes no podían acceder a ella- o los socios de sociedades laborales o socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado. Por su parte, discapacitados y víctimas del terrorismo o violencia de género solo pagarán una cuota de 50 euros los primeros 12 meses y el 50% los siguientes 48 meses.

Capitalización del paro

No son pocos los autónomos que en los últimos años han decidido capitalizar el paro para poner en marcha su propio negocio. A partir del 10 de octubre nos encontramos con estos tres nuevos escenarios:

  1. Capitalización del 100% para todas las edades. Hasta ahora, solo podían acceder a ella los hombres menores de 30 años y mujeres menores de 35. Aunque se elimina la edad, sigue siendo obligado justificar documentalmente los gastos que se financien con este pago.
  2. Capitalizar el paro para constituir una sociedad. Una cláusula de la antigua norma impedía solicitar el pago único para crear una sociedad, aunque a partir de ahora si el solicitante tiene el control efectivo de la compañía puede capitalizar el desempleo,
  3. Capitalizar el paro de los autónomos. Cuando el autónomo cesa su actividad puede elegir entre el paro suspendido o el que haya acumulado trabajando por cuenta propia.

Seguridad y conciliación

Las dos últimas novedades más destacadas de esta modificación tienen que ver con la seguridad laboral y con la conciliación familiar. Los autónomos económicamente dependientes (los que facturan el 75% o más de sus ingresos a un solo cliente o empresa) podrán contratar a un trabajador siempre que se den ciertas circunstancias relacionadas con la conciliación de la vida familiar y laboral. Habrá bonificaciones del 50% durante 18 meses y del 25% otros seis meses para los cónyugues o familiares de autónomos que se incorporen al RETA y colaboren con ellos.

También se incrementa la seguridad, ya que se amplía de dos a cinco años el plazo para volver a cobrar el paro suspendido. Si a la ahora de establecerse como autónomo el trabajador decide dejar en standby la prestación por desempleo, tendrá un plazo de cinco años para impulsar su propio negocio en los que conservará su derecho al paro por si las cosas se tuercen. Eso sí, si abandona la actividad tras el segundo año deberá justificar el cese de negocio para recuperar la prestación.

Vía: infoempleo

Foto: Dragon Images

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...