Movilidad geográfica laboral: Traslados y desplazamientos

La globalización ha provocado la movilidad de las empresas y la necesidad de “flujo” de sus RRHH. Los traslados y desplazamientos son moneda corriente, pero hay que conocer la Ley para saber cuándo los mismos son bien aplicados.

Movilidad laboral: Una característica de muchos empleos

La movilidad geográfica laboral es una realidad de muchas empresas que por un motivo u otro requiere que sus empleados viajen asiduamente o bien que cumplan funciones en diversos sitios por períodos de tiempo determinados, cosa que les obliga a mudarse o desplazarse diariamente para trabajar.

Siempre que hablamos de movilidad geográfica surge una duda entre “desplazamiento” y “traslado y, en este último caso, sobre los requisitos que se deben cumplir cuando el mismo es individual o colectivo.

Para simplificar, lo mejor es diferenciar: Desplazamiento es cuando un trabajador, por orden de la empresa debe ir a una población, localidad o lugar distintos de donde normalmente presta sus servicios, para realizar tareas o servicios propios de su categoría profesional. Siendo que este desplazamiento no le permite al trabajador efectuar sus comidas principales ni pernoctar en su domicilio (o donde lo hace normalmente).


El traslado también sucede cuando una empresa pide a un trabajador que se desplace, pero este desplazamiento es permanente y el trabajador deberá cambiar su residencia habitual para continuar trabajando en iguales condiciones y con el mismo empleador. Implica una mudanza.

Así, la diferencia básica entre traslado y desplazamiento se corresponde con el tiempo de duración; así, siempre que los desplazamientos exceden los 12 meses dentro de un período de 3 años es considerado como traslado.

En el caso de un traslado, legalmente se prevé que el trabajador reciba una indemnización por los gastos de traslado para él y su familia.

Así, dentro de los traslados, existen los individuales y los colectivos; siendo los primeros aquéllos que sólo afectan a un trabajador, mientras que los segundos corresponden a un grupo de trabajadores.

Pero para que un traslado pueda ser realizado, es necesario que se cumplan algunos requisitos. En el caso de traslados individuales, el empresario debe concurrir las causas exigidas en el art. 40 TRET: que la orden empresarial encuentre “justificación en la existencia de razones económicas, técnicas, organizativas, productivas, o en contrataciones referidas a la actividad empresarial, sin que se precise que previamente la Administración Laboral compruebe si concurre la causa que justifique tal decisión”.

  • Así, la movilidad geográfica debe:

a) tener un fin concreto, que se supone es la contribución a la mejora de la situación de la empresa;
b) que ese fin se logre a través del medio especificado: una organización de los recursos más adecuada.
c) que la medida tenga una mejor posición competitiva en el mercado, o una mejor respuesta a las exigencias de la demanda.

En el caso de un traslado, el trabajador debe ser notificado con suficiente antelación a la fecha de efectividad del mismo y que, por ley, no podrá ser menos de cinco días laborables en el caso de desplazamientos de duración superior a tres meses. En este caso, además, el trabajador tendrá derecho a un permiso de cuatro días laborables en su domicilio de origen por cada tres meses de desplazamiento, sin computar como tales los de viaje, cuyos gastos correrán a cargo del empresario.

Cuando un trabajador es notificado sobre un traslado puede aceptar y trasladarse, recibir la compensación económica descrita; o negarse y optar por rescindir el contrato laboral, en tal caso, tiene derecho a percibir una indemnización por importe de 20 días de salario por cada año de trabajo con el límite del importe de 12 mensualidades. Luego de extinguido el contrato podrá acceder a las prestaciones por desempleo.

El trabajador tendrá una tercera opción: impugnar la decisión de traslado. Esto se hace ante la jurisdicción social dentro de los 20 días y siempre que se pueda demostrar que no concurren causas justificativas.

Fuente: RRHHMagazine
Fotografía: Juanpol en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...