La oferta de trabajo para recoger cerezas en la que los hombres cobran más por ser varones

Distribución de carteles sexistas sobre campaña de las cerezas generó conflicto en Twitter por distinguir entre el salario de hombres y mujeres respecto a sus lugares de trabajo.

La oferta de trabajo para recoger cerezas en la que los hombres cobran solo más por serlo

Cierta distribución de carteles por el Valle del Jerte dejó en evidencia que aún existe la brecha salarial entre hombre y mujeres. Se trata de una empresa que ha recibido quejas y denuncias en Twitter debido a las distantes condiciones de trabajo presentes en la campaña de cerezas Valgren.

Mientras que en la propuesta las mujeres recibirían 50€ por trabajar 8 horas, los hombres obtendrían la suma de 60€, ¿desigual? Ciertamente, tras los comentarios desaprobatorios de los usuarios en la red social, la empresa tomó la iniciativa de retirar los carteles.

El peso de la opinión pública en la brecha de género

Esta compañía identificada con el usuario @valgrensI publicó en su cuenta que la distinción responde al trabajo en campo (donde laboran hombres) y al trabajo en central (ideado para las mujeres). Bajo esta premisa se justifican ante la población ofendida con el asunto, quienes no dieron una respuesta positiva a la postura de la empresa.

Muchos consideran que el argumento discrimina entre ambos sexos, pese a que en pleno siglo XXI, mujeres y hombres realizan labores por igual en diversos ámbitos de acción. No obstante, hay quienes llegaron a la conclusión de que si el anuncio estimara a mujeres y hombres por igual, ni siquiera habría que nombrarlos por separado.

Excusas precarias

Al contrario, las condiciones laborales deberían ofrecer beneficios por igual. Por lo que su respuesta aparece en Twitter como una publicación sin basamentos. Pues, su opinión reconoce el error de discriminar entre ambos, es decir, que sí existe una diferencia marcada que no deben justificar.

¿Se puede entender esto como un anuncio sexista? Es así. Gracias a la cantidad de críticas en redes sociales, se vieron en la obligación de rectificar su postura mediante excusas cuya única demostración es que, de hecho, no hay palabras inocentes. Más bien, se puede entender como un mal manejo de la información y serias acusaciones al departamento de recursos humanos, encargados de gestionar el personal de la compañía.

Adicionalmente, algunas organizaciones que laboran en la zona, continúan haciendo denuncias. Se trata de los términos de la campaña donde juzgan los siguientes aspectos:

  • Anuncios discriminatorios.
  • Competencia desleal con otras empresas productoras.
  • Falta de respeto hacia los trabajadores.

Con solo ingresar en un buscador de Internet información sobre la campaña se pueden encontrar variedad de anuncios, de empresas públicas y privadas, que sí mantienen una postura digna frente a los derechos de los trabajadores, sin distinguir entre género. Igualmente, aparecen otro tipo de publicaciones relacionadas a la misma campaña que en la mayoría de los casos evidencian el descontento de los consumidores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...