España, a la cabeza europea en empleo temporal

Polonia es el único país de la Unión Europea con un mayor índice de empleo temporal que España según un informe de la OIT, crítico con la cultura de la temporalidad española.

time-1739629_1280

Todos los meses, cuando vemos los datos de empleo que publica el ministerio de Empleo, llama la atención la elevada temporalidad que reina en el mercado electoral español; algo que se repite cada tres meses cuando en INE publica la Encuesta de Población Activa (EPA). Unas cifras de trabajo temporal muy elevadas, tanto que España se sitúa como el segundo país europeo con más empleo temporal, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que analiza las formas de empleo diferentes al empleo fijo.

Para hacer este estudio, la organización de empleo de Naciones Unidas ha analizado los contratos temporales, contratos a tiempo parcial o empleos logrados a través de agencias de colocación. Unos escenarios que la OIT considera “atípicos” y que no aseguran a los trabajadores una serie de derechos de los que disfrutarían si ocupasen un puesto de trabajo fijo e indefinido. Polonia es ahora el líder de la temporalidad en Europa, un puesto que en los últimos años ha ocupado España.

Una de las conclusiones más interesantes es que desde el estallido de la crisis el empleo temporal ha caído porque los trabajadores han perdido su empleo, no porque se hayan convertido en empleados indefinidos. Janine Berg, autora principal del estudio de la OIT, explica que el perfil del temporero es el de un trabajador joven, que debido a esta situación encuentra grandes dificultades a la hora de independizarse o formar una familia, a que no cuenta ni con los recursos ni con la seguridad para ello.

No todo son críticas, sino que la OIT también propone soluciones para revertir una situación que es sinónimo de precariedad laboral. Por ejemplo, que los empleos temporales se utilicen solo para cubrir necesidades temporales (bajas por enfermedad, maternidad, vacaciones, etc.) en vez de para “hacer tareas permanentes” en la empresa. De hecho, fueron creados con ese fin. Otra de las propuestas de Berg es que España -y el resto de países- legisle para equiparar los derechos de los temporales con los indefinidos.

Las empresas, añade la experta de la OIT, deberían cotizar lo mismo por un empleado con contrato temporal que por uno indefinido, evitando así los incentivos empresariales a los temporales. Desde la agencia para el empleo de la ONU también se critica la importante cultura empresarial del empleo temporal que hay en nuestro país, acentuadas por el rechazo entre los empresarios a los contratos indefinidos y por el abuso en la reducción de jornada forzosa durante la crisis, una reducción que debería contar con el acuerdo entre empresa y trabajador, algo que no siempre pasa.

Vía: sucurrículum

Foto: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 2
Loading ... Loading ...