El Supremo confirma que hay listas negras de trabajadores

El Tribuanl Supremo ha condenado a Cotronic a indemnizar a con 30.000 euros a un extrabajador por incluirlo en una lista negra que impedía su contratación por otra subcontrata de Telefónica.

telefonica

Un trabajador es despedido, de manera improcedente, por su empresa. Pasan muchos meses hasta que otra compañía del mismo sector decide darle una oportunidad, pero supera la entrevista y el reconocimiento médico. Hasta aquí todo normal, salvo porque a última hora la empresa se echa atrás. ¿La razón? El protagonista de esta historia estaba en una lista negra de trabajadores conflictivos, cuya existencia ha confirmado el Supremo, que añade que vulneran varios derechos de los trabajadores.

M.A.G. son las iniciales del trabajador de Cotronic que vivió en sus carnes esta historia, y que ha conseguido que el Tribunal Supremo obligue a pagarle a Cotronic 30.000 euros de indemnización por incluirlo en una lista negra. Cotronic, uno de los muchos proveedores de Telefónica, informó a la multinacional del despido de M.A.G. y de sus causas para que la empresa lo diese de baja; y esta lo incluyó en la lista negra. Así, no pudo encontrar trabajo en el resto de subcontratas de Telefónica, como en Instalaciones de Tendidos Telefónicos, que se echó atrás en el último momento.

La historia es todavía más rocambolesca si nos fijamos en las causas del despido de M.A.G. Desde Cotronic aseguran que lo despidieron por cobrar 100 euros a un usuario por un trabajo que debía ser gratuito, unas circunstancias que en ningún momento pudieron demostrar por lo que el juzgado de Lo Social declaró que el despido fue improcedente. El Supremo añade que otro punto a favor del trabajador es que Cotronic nunca presentó la comunicación a Telefónica donde informaba del nombre, DNI y fechas de alta y baja para cancelar su tarjeta profesional dentro de la empresa.

Según la sentencia del Tribunal Supremo, las listas negras vulneran los derechos a la protección de datos, al honor y a la intimidad de los afectados. La violación de la protección de datos se produce cuando la empresa cede los datos del trabajador para que se incluya en esa lista negra; mientras que los derechos al honor y la intimidad vienen cuando el trabajador queda marcado en su sector, ya que es prácticamente imposible que lo vuelvan a contratar.

Durante años se ha especulado con la existencia de estas listas negras de trabajadores que las empresas compartían para evitar la contratación de lo que consideran trabajadores conflictivos, pero hasta ahora no se había confirmado de forma tan evidente. La sentencia también considera veraz el testimonio de un miembro del comité de empresa de Telefónica que afirmó la presencia de este fichero de empleados conflictivos.

Vía: Expansión

Foto: Mykel (Miguel Angel)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...