El subsidio por desempleo, incompatible con el sueldo Nescafé

La justicia balear ha condenado a una mujer a devolver 17.054 euros que cobró de una prestación para mayores de 52 que cobró durante cuatro años a la vez que el sueldo Nescafé.

nescafe

¿Podemos cobrar a la vez un premio mensual y alguna prestación por desempleo? No. Al menos eso es lo que dice el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares, que ha obligado a una mujer a devolver 17.540 euros tras comprobar que cobraba el sueldo vitalicio Nescafé y una ayuda para desempleados a la vez, algo incompatible. La condenada es Ángela de Sande, vecina de Palma de Mallorca y ganadora de este sueldo vitalicio de 1.520 euros brutos al mes que concede la marca de café soluble en 2008.

Poco antes de ganar el premio, de Sande se quedó en paro. Tenía derecho a 300 días de paro, y una vez agotada esa prestación solicitó un subsidio especial para desempleados mayores de 52 años. Ya había empezado a cobrar el sueldo Nescafé, y asegura que en ningún momento ocultó que estaba percibiendo esa ayuda cuando pidió el subsidio. Sin embargo esos ingresos de 1.520 euros superan de largo el 75% del salario mínimo interprofesional, lo que en teoría le debería haber supuesto la denegación de la ayuda.

Aún así la Administración ignoró esos ingresos derivados del sueldo Nescafé y de Sande cobró durante cinco años tanto el subsidio para mayores de 52 años como el sueldo vitalicio cafetero. La situación cambió en 2014, cuando la mujer presentó la declaración anual de la renta para seguir cobrando el subsidio. La Administración por fin se dio cuenta de su error, y el Servicio de Empleo Estatal demandó a de Sande para recuperar el un dinero que esta nunca debería haber cobrado y la justicia le ha dado dos veces la razón.

Tras la demanda inicial, el juzgado de Lo Social de Palma ya falló contra de Sande para que devolviese esos 17.054 euros que había cobrado de las ayudas. Sin embargo, su abogado apeló y aseguró que de Sande aceptaba devolver solo las tres últimas mensualidades de la prestación, y no los cuatro años como le reclamaba el Sevicio de Empleo. Entre los argumentos del abogado contra la sentencia inicial está la buena fe de de Sande, que nunca habría ocultado estar percibiendo el sueldo vitalicio.

En esta caso la buena fe no ha sido suficiente, el el Tribunal Superior de Justicia Balear le ha dado la razón al juzgado de Palma, rechazando el recurso de suplicación de de Sande y obligándola a devolver todo el dinero que cobró en esos cuatro años procedente de una ayuda incompatible con los ingresos que tenía gracias al sueldo Nescafé. Conseguir uno de estos sueldos vitalicios es el sueño de mucha gente, pero en casos como el que hemos visto se puede convertir en una auténtica pesadilla.

Vía: La Vanguardia

Foto: wallla3a

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...