El Registro obligatorio del horario controla las horas extras

Todas las empresas sin importar su tamaño o sector debe obligatoriamente registrar los horarios de sus empleados. La medida surge luego de numerosas denuncias de trabajadores que trabajan horas extras no remuneradas

El horario laboral debe ser registrado por toda empresa

La entrada en vigencia del registro obligatorio de las jornadas laborales se hizo efectiva hace casi un mes, algunas empresas reportaron confusión en el momento de la ejecución la medida, que lanzó Ejecutivo para poner coto a las horas extra que no pagan algunas compañías, valoradas en casi tres mil millones de euros anuales.

En la práctica, el arranque del registro no ha quedado exento de problemas, algunos expertos señalaron que sobre todo la pequeña y mediana empresa presentaron confusión, pero tres días después del comienzo del registro, se detalló que este control horario concierne a todas las empresas cualquiera sea su tamaño.

Con el objetivo de explicar mejor la norma para hacerla más viable a la hora de aplicarla se publicó el 13 de mayo una Guía que señala que el registro diario tendrá que marcar el horario concreto desde que comienza hasta que termina la jornada laboral de cada trabajador.

El sistema ha sido calificado de arcaico por parte de las empresas que además se quejaban de que la implementación iba a suponer costes para las compañías, no obstante, las cifras indican que 35 de cada 100 denuncias de trabajadores contra sus patrones argumentan desacuerdos en cuanto al horario, según datos de la Inspección de Trabajo durante el año pasado.

Además se calcula que por semana más de seis millones de horas son trabajadas fuera del horario formal, de las cuales casi la mitad no son remuneradas por el empleador, y por consiguiente no son cotizadas a la Seguridad Social.

Por su parte, las organizaciones sindicales celebran que la Inspección de Trabajo haya destapado empleo escondido y lo haya normalizado, no obstante, algunos especialistas dicen que el registro es más exigente que el de otras naciones consolidadas económicamente.

Lo cierto es que algunos cambios ya están siendo propuestos en la gestión de las empresas como acentuar más la eficiencia del trabajo, es decir, que la jornada laboral sea efectiva, así como estimular a que el empleado permanezca en su puesto.

Algunas precisiones del registro

Existen diversos métodos con los cuales las empresas han puesto en marcha el registro, el tradicional es el control que se realiza en papel y que apunta la hora de entrada y salida de cada empleado.

Otros métodos un poco más modernos utilizan tarjetas magnetizadas o por la impresión de huellas dactilares para marcar la llegada y la partida del trabajador en la puerta de manera electrónica. Pero sea cual sea el registro que se implante, debe ser fiable y garantizar que la información no sea manipulada.

También algunas se valen de aplicaciones en los teléfonos móviles de trabajo o en los ordenadores, pero lo que se debe garantizar es que se conserve el registro durante cuatro años para que los datos estén disponibles para los trabajadores, sus representantes legales y entes gubernamentales como: la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Si la empresa no tiene el registro a la hora de una inspección puede recibir una sanción grave que conlleva una sanción económica que podría llegar a más de 6.250 euros, multa que para las asociaciones sindicales no es muy disuasiva.

El ministerio de Trabajo dejará un plazo para que las empresas que no se han puesto al día lo hagan si aún están negociación con los representantes de los trabajadores, pero actuará como la norma impone si la empresa no ha dado pasos para amoldarse a lo establecido.

Las empresas tienen la obligación de hacer el registro sobre todo luego de que el Gobierno haya dado dos meses de plazo a partir de la publicación del decreto con esta medida, cuya aplicación la había previsto el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, cuando ganó la moción de censura en el Congreso hace casi 12 meses.

Cómo afecta al trabajador

Se ha aclarado que si en el registro laboral se evidencia que existen horas en exceso al horario formal, no se tomarán como trabajo extra si los otros días la jornada se ha respetado. Este punto que no es del todo positivo para el empleado porque no necesariamente serán pagadas todas las horas de más serán que se contabilicen, aunque los empresarios han pensado en retribuir las horas extra con tiempo de pausas, en lugar de ser remuneradas.

También, los representantes del Ministerio del Trabajo han apuntado que el registro no representa un obstáculo para que las empresas que no usan un horario convencional sigan trabajando con jornadas irregulares porque, según aclara, este mecanismo se debe amoldar a los requerimientos de las compañías.

La norma sólo excluye del registro al personal de alta dirección pero por el contrario se debe fichar al resto: mandos intermedios como coordinadores, gerentes medios, e incluso personal que ocupen puestos de confianza o con responsabilidades especiales, aunque la empresa los haya contratado bajo una figura de libre disponibilidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...