Carta de permiso no remunerado

Pongamos que, por lo que sea, deseas o necesitas tomarte unos días libres y entiendes que no puedes acogerte a ninguno de los motivos por los cuales mantienes el sueldo intacto. En ese caso es posible que debas redactar una carta de permiso no remunerado para solicitarle a tu jefe, o al departamento de recursos humanos, que te conceda unos días libres ‘de empleo y sueldo’. Te explicamos cómo redactarla y te ayudamos a distinguir qué permiso se adapta a tu caso.

Echando el cierre a tu jornada laboral por un tiempo

Pongamos que, por lo que sea, deseas o necesitas tomarte unos días libres y entiendes que no puedes acogerte a ninguno de los motivos por los cuales mantienes el sueldo intacto, tales como una baja por maternidad, por enfermedad o por defunción de un familiar cercano. En ese caso es posible que debas redactar una carta de permiso no remunerado para solicitarle a tu jefe, o al departamento de recursos humanos, que te conceda unos días libres ‘de empleo y sueldo’.

Para ello, y antes de nada, es necesario que te asegures de qué tipo de permiso no remunerado se adapta a tu caso. Lo más común es ausentarse durante unos días, un supuesto que no contempla el Estatuto de los Trabajadores. Por tanto, es necesario que consultes el convenio colectivo de tu sector para conocer cómo regula este caso. Fíjate bien en el límite de días a solicitar, la antelación para pedirlos, cuántas veces al año se puede solicitar un permiso de este tipo y si se requiere de antigüedad para ello.

Si tu ausencia va a ser prolongada, puedes optar por una suspensión del contrato o por una excedencia, dos supuestos mucho más regulados. Aunque a continuación te describiremos sus principios generales, ten en cuenta que tu convenio puede matizarlos (por ejemplo, puede incluir otros límites temporales para la excedencia).

En el primero de los casos, la suspensión temporal del contrato, se rescinde el contrato entre empresa y trabajador, por lo que no solo pierdes tu salario sino también tu puesto. Sin embargo, puedes llegar a un acuerdo con el empresario para reincorporarte pasado ese tiempo. Lo bueno de esta alternativa es que no tiene límite temporal ni de antigüedad.

En el caso de la excedencia, lo más común es que sea voluntaria, a no ser que la solicites porque te han designado para un cargo político o para funciones sindicales. Para solicitarla será necesario que lleves más de un año en la empresa. Por norma general se establece una duración para la misma de entre 2 y 4 años. No se reconoce tampoco el derecho a reservar el puesto de trabajo, aunque seguirás constando como contratado a efectos legales. Eso significa que, si a tu regreso la empresa quiere prescindir de ti, tendrá que despedirte.

Una vez tengas claro cual es tu caso, ya puedes redactar tu solicitud. Nosotros te facilitamos un modelo estándar de carta permiso no remunerado, pensado para una ausencia de unos cuantos días y extraído del blog Cartastipo.

En___________ a____de______de____

A/A: Dirección de Personal de la empresa ___________

Por la presente, yo D.__________________________________________ con DNI.____________________ y trabajador de su empresa, les entrego la presente solicitud de:

• PERMISO SIN SUELDO

Desde el día __ de ___________ de ____ y hasta el __ de ________ de ____ , según lo establecido en el Convenio Colectivo de _______________.

Entendiendo que de no mediar contestación por escrito en contrario y respetándose los límites que el mismo Convenio regula, éste me habrá sido concedido.

Sin otro particular, reciban un cordial saludo.

Fdo:___________ DNI._________

En el mismo blog que os hemos enlazado figuran también, entre otros, modelos de carta para solicitar una excedencia. De todos modos, hay  que tener en cuenta que el jefe está en su derecho de rechazar la solicitud. ¡Suerte!

Foto: Jasoon en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...