Acoso sexual en el trabajo

El acoso sexual es un ataque directo a la dignidad de la persona. Los lugares de trabajo son muy propensos a la existencia de estas situaciones de acoso, donde, mayormente, las victimas son las mujeres trabajadoras.

Acoso sexual en el trabajo

Acoso sexual en el trabajo

El acoso sexual es un ataque directo a la dignidad de la persona. Los lugares de trabajo son muy propensos a la existencia de estas situaciones de acoso, donde, mayormente, las victimas son las mujeres trabajadoras.

El hostigamiento sexual se produce en todos los escalafones laborales, no hay discriminación para el acoso. Sin embargo, podemos afirmar que existen grupos de mujeres consideradas más “vulnerables” a estas situaciones, como lo son aquellas que no tengan un contrato firmado, mujeres separadas o divorciadas, según los informes sobre el tema.

Las mujeres que padecen estas situaciones manifiestan que el acoso comienza con invasiones de espacio físico y proposiciones incómodas, que llegan, en algunos casos, a ser tocadas, presionadas para mantener relaciones sexuales, o bien, son amenazadas para acceder a las proposiciones del acosador.

En España, y seguramente en muchos otros países, muchos son los casos de mujeres que soportan el acoso sexual para no perder el trabajo. Pero esto es inconcebible, ¿A dónde quedaron los principios consagrados en las constituciones y leyes acerca de la dignidad de las personas? La situación de desamparo llego a su limite. Si bien desde los estados, de la comunidad europea, y diferentes organizaciones se intenta erradicar este problema laboral, la situación actual de las mujeres trabajadoras es desolador en este aspecto. Mientras se esperan las adecuaciones, el acoso sigue y las mujeres padecen.


Repasemos ahora como se define al acoso sexual, según la recomendación de la Comunidad Económica Europea, CEE:

  • El acoso sexual es toda conducta irrazonable y ofensiva para la persona objeto de la misma;
  • Es toda conducta que justifique explícita o implícitamente una decisión que afecte a los derechos laborales de esta persona en materia de formación profesional, empleo, mantenimiento del empleo o salario;
  • Es toda conducta que cree un entorno laboral intimidatorio, hostil o humillante para la persona objeto de la misma.
El acoso en el trabajo

El acoso en el trabajo

Según estas definiciones muchos son los hechos concretos que hay de victimas de acoso sexual. Parece que al acosador poco le importa vulnerar y violar las leyes, lo que hace es totalmente ilícito, va en contra de las directrices que marcan las leyes. Pero la situación indefensa de la mujer, con las pocas herramientas que tiene de finalizar con el acoso sin que termine perdiendo el empleo, pone al acosador en una situación dominante.

Según un estudio, las estrategias que utilizan las mujeres victimas del acoso es evitar o ignorar al acosador. Lamentablemente, gran parte de los casos de acoso sexual termina cuando la mujer deja el empleo, y no porque haya soluciones especificas al problema. Y solo un 3% denuncia judicialmente la situación. Datos que realmente nos invitan a reflexionar.

El acoso sexual trae consecuencias negativas y perversas para todos. Quien lo sufre ve afectada su salud, su confianza, su ánimo y rendimiento. Quienes son testigos de estas situaciones también se ven afectados, el clima laboral esta totalmente empañado. Y los empresarios se ven afectados desde la eficacia económica y posibles litigios judiciales.

Esta claro, la situación no es buena para nadie, menos para la victima. Por ello, es hora de ver las soluciones concretas a estos indeseados acosos laborales, terminando con la impunidad de los acosadores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...