Montefrío se acerca al desempleo 0 gracias a los espárragos

Una localidad de Granada prácticamente no tiene paro debido a una cooperativa que durante casi todo el año da empleo a sus habitantes en la fábrica o como jornaleros.

En un mundo dominado por las grandes empresas que hacen lo que quieren con la economía y el empleo, no deja de sorprender que un pueblo de Granada se acerque al empleo absoluto gracias al cooperativismo y a los espárragos. El pueblo en cuestión es Montefrío, y Espárragos Montefrío la cooperativa que este año ha dado empleo a cerca de 1.000 personas, una cifra que no está nada mal si tenemos en cuenta que la población del municipio apenas supera los 6.000 habitantes.

Desde que nació en 2004, la cooperativa no ha dejado de aumentar su producción de espárragos, superando localidades con más tradición en el negocio de los espárragos, como Huétor Tájar. Factores climáticos como las lluvias, que en Huétar arruinaron muchas cosechas pero que tuvieron poca incidencia en Montefrío, ayudan a explicar este crecimiento. La cooperativa cuenta con 300 socios, y proporciona 100 empleos directos en la fábrica que tienen.

El grueso de empleo se crea en la campaña de recogida del espárrago, que comienza en el mes de marzo y se prolonga hasta junio. En ella se da empleo a más de 900 jornaleros que van al campo a recoger espárragos, una tarea que supone una oportunidad para la gran mayoría de habitantes del pueblo. Cada día se recogen unos 55.000 kilos de espárragos.

Pero la cosa no acaba en los espárragos. La cooperativa ha comenzado a diversificar sus cultivos, y cuando en junio acaba la campaña del espárrago comienza la de las judías verdes, que se alarga hasta el mes de octubre. Entonces empieza la campaña de la aceituna, otro de los cultivos típicos de la agricultura andaluza, por lo que los jornaleros de Montefrío están ocupados prácticamente todos los meses del año y acaban con la temporalidad del empleo, uno de los problemas de la agricultura.

La gran producción de la cooperativa ha hecho que sus instalaciones no den abasto, ya que solo cuentan con una línea de producción, por lo que en ocasiones los espárragos han tenido que manipularse en otra cooperativa de la vecina Loja. El gobierno municipal se ha comprometido a buscar un nuevo emplazamiento para la cooperativa, que verá como el espacio del que disponje pasa de 600 a 4.000 metros cuadrados.

Los reconocimientos a la cooperativa no han tardado en llegar, y el consistorio le concedió la Bandera de Andalucía a la mejor actividad empresarial del año, el máximo reconocimiento que concede. Este es un ejemplo más de que las cosas se pueden hacer de forma diferente y de que las pequeñas empresas son una gran fuente de oportunidades.

Fuente: Granada Hoy

Foto: jlastras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...